Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/128197
Aseguraron que tienen personal, pero no dan abasto

Emergencia energética, dicen que no hay recursos ni personal que alcance

Cuando el calor aprieta y el sistema entra en crisis la batalla es despareja. En la Dpec reciben hasta 300 reclamos por día.

COR291217-005F01.JPG

Con temperaturas superiores a los 35 grados y térmicas que van más allá de los 40º la demanda de energía se multiplica y en ocasiones crece aceleradamente en períodos muy corto de tiempo. El sistema eléctrico de la provincia no alcanza a responder a la exigencia y comienzan los cortes del servicio que disparan los reclamos de los usuarios hacia la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) que recibe hasta 300 reclamos cotidianos, lo que da una muestra de la magnitud del problema. El gran apagón del jueves, en medio de lluvia torrencial, no es atribuible a la distribuidora local, pero hay falencias que están conectadas. El cuadro es complejo y los que trabajan en el área aseguran que cuando se desatan las crisis no hay recursos ni personal que alcance. NORTE de Corrientes dialogó con el secretario general del sindicato Luz y Fuerza, Ernesto Montiel, quién aseguró que “durante el año se hicieron refacciones en diversas zonas de la ciudad, pero ante las altas temperaturas y la sobredemanda energética no hay personal ni reparaciones que alcancen para que no colapse el sistema”. Al respecto mencionó que “la Dirección Provincial de Energía de Corrientes cuenta con unas 15 camionetas, y en la planta de la avenida Maipú son unos 80 los trabajadores que se encargan de diversos trabajos referidos a las reparaciones que se hacen en la ciudad”. Asimismo, dijo que se están comprando herramientas de trabajo, pero que aún restan todavía algunos productos que se deben comprar. En cuanto a los reclamos, afirmó que los días de tormentas o de temperaturas elevadas llegan a tener unos 300 reclamos, por lo que se hace imposible reponer el servicio en todos los barrios en simultáneo, ya que son muchas las denuncias y el personal no es suficiente. Por otro lado, explicó que los operarios de la Dpec, al asistir a los lugares con inconvenientes realizan un arreglo provisorio, ya que en los días siguientes los operarios correspondientes para resolver el problema se acercan al mismo lugar a realizar el arreglo definitivo. Los vecinos, sin embargo, se quejan de que las reparaciones siguen siendo provisorias y que los operarios no sólo tardan en acudir a los reclamos -a veces más de 5 horas-, sino que además hacen arreglos provisorios y terminan provocando, pocos días después, colapsos. Según mencionó Montiel, el problema que hay es “que la gente es impaciente, y son muchos los problemas que deben ser solucionados en diversos barrios cuando las temperaturas son elevadas”. Finalmente, destacó que este año recibieron un 25% de aumento y que hay 11 categorías en la Dpec, los empleados que recién ingresan cobran $12 mil y el que más cobra llega a los $45 mil. En cuanto a las nuevas negociaciones, Montiel afirmó que en febrero volverán a tratar el tema salarial del sector y pedirán que los empleados no superen los dos años como contratados, antes de pasar a planta permanente. Actualmente los empleados trabajan por contratos que se renuevan cada 3 meses, y recién pasan a planta permanente después de cumplir 5 años trabajando para la empresa de electricidad. s