Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/128202
EL NUEVO ORGANIGRAMA DE LA MUNICIPALIDAD DE CORRIENTES

Con Tassano, la estructura política se duplicó y aparecieron cargos insólitos

El gabinete ampliado suma más de 300 funcionarios políticos. Los hijos con empleo. El “Lilito” Calvano mane­jará un ejército. POR LUIS SOSA

A contrapelo de la mo­deración que ha comen­zado a pregonar (también con contradicciones) la administración de Mau­ricio Macri para reducir el déficit del Estado, por estas latitudes sus socios radicales, flamantes gober­nantes en la Municipalidad de Corrientes, multiplica­ron casi por tres el número de funcionarios políticos que conforman el nuevo organigrama del Departa­mento Ejecutivo. Lo apro­bó el Concejo Deliberante antes de la Navidad, pero el esquema fue propuesto por el intendente Eduardo Adolfo Tassano, quien sor­prendió con un dispendio de nombramientos que no estaban en los planes. Su­man más de 325 personas, todos con cargo jerárquico, que llegaron a esos puestos por una decisión política. Lo llamativo es que el dis­curso va por otro camino. Suena lindo, pero no con­cuerda con los hechos.

“El Municipio no es para mantener estructuras po­líticas (...) hay una línea nacional que marca el ca­mino de la austeridad y a eso apunta el esfuerzo de reducir el gasto público”, pontificó Tassano el vier­nes, al mencionar la posi­bilidad de comenzar con cesantías de personal en el ámbito del municipio. En el último día hábil del año, a 20 días de su asunción en la Ciudad, el cardiólogo deslizó la peor noticia para la salud emotiva de los mu­nicipales: saldrán a cazar los “ñoquis”. Ése es el ob­jetivo del censo que está en curso y que ya produjo algunos problemas (ver pá­gina 5).

Mal contados hay aproxi­madamente 7 mil agentes y la idea del nuevo oficialis­mo es separar a “los que llegaron por la política y no trabajan”. El intendente dio una justificación razo­nable: “Si mantengo esto sería un mal ejemplo”, dijo. Sin embargo, se sabe que cuando una administra­ción sale por “ñoquis” le­vanta más que eso.

Como contrapartida del celo que exhibe para achicar el gasto público expulsando a los “ñoquis”, la Intenden­cia capitalina ensanchó de manera desproporcionada la estructura de conducción donde se crearon cargos in­sólitos, por ejemplo se abrió la Subsecretaría de “Cambio cultural y ciudadanía”, que tiene cinco direcciones y nueve subdirecciones. Una de las direcciones de esa cartera se llama “Atención y cercanía ciudadana”. Hay otra área que se denomina “Identidad y compromiso barrial” en el ámbito de la Dirección de Cambio Cul­tural.

Algo se debe reconocer: tuvieron que esforzarse para inventar nombres. Por lo de­más, todo el esquema que se definió es un canto a la burocracia. “Cambio cultu­ral y ciudadanía”, que esta­rá a cargo de José Fernando Sand (ELI), es una de las sie­te subsecretarías que tendrá la poderosa Secretaría de Coordinación de Gobierno, cuyo titular es Hugo “Cuqui” Calvano, representante de la Coalición Cívica y furioso crítico del populismo kirch­nerista. El “Lilito” Calvano tiene una estructura de 70 funcionarios políticos.

Según se desprende de los anexos de la ordenanza san­cionada en el Concejo Deli­berante, el nuevo organigra­ma de la Municipalidad de Corrientes se compone de 9 secretarías; 38 subsecre­tarías, 106 direcciones y al menos 171 subdirecciones o áreas. En el relevamiento que hizo NORTE de Co­rrientes no fueron compu­tadas algunas dependencias que revisten directamente en el Departamento Ejecu­tivo tal el caso del Servicio Jurídico Permanente, Escri­banía Municipal, Auditoría Municipal, Tribunal Admi­nistrativo de Faltas, Secre­taría Privada, que a su vez tienen sus propias ramifica­ciones.

Hay otras dependencias conectadas en forma directa a sus respectivas secretarías, por ejemplo en Turismo, Cultura y Deportes (que tie­ne 3 subsecretarías, 7 direc­ciones y 14 subdirecciones) se abrió como apéndice “Gestión de Playas” y “Gran­des Eventos”. Igualmente insólito, en la Subsecretaría “Sistema de Información” hay una Dirección denomi­nada “Gestión digital” y den­tro de ella una subdirección con el nombre “Contacto directo”. Otra subdirección se llama “Telefonía celular”. Este diario está detrás de la pista del funcionario polí­tico que se ocupará de esta área sensible

organigrama muni.jpg