Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/128228
Reestructuración del gobierno municipal

El 15% de la planta de trabajadores comunales no pudo cobrar diciembre

La gestión actual detectó irregularidades por designaciones masivas. Los afectados, unos 800 agentes, pertenecen al programa Neike Chamigo.

COR241217-005F02.JPG

Hace una semana la Municipalidad de Corrientes lanzó un censo para detectar los “ñoquis” en la administración de Capital. Según se constató, sólo en el primer día de cobro de los haberes correspondientes a diciembre, unos 800 empleados que pertenecen al Programa de Inserción Laboral “Neike Chamigo” fueron dados de baja temporalmente. Oficialmente, se informó que se trata de personal que ocupaba un cupo político y que fueron pasados a último momento al Neike. El intendente de la Capital, Eduardo Tassano, aseguró que seguirá la “línea nacional y eso apunta a bajar el gasto público”. “Es un cargo político que está asociado a los diferentes referentes que trabajaban en el gobierno anterior. Creemos que cuando finaliza un mandato, esto debe finalizar”, expresó el titular del Ejecutivo de Capital. No obstante, explicó que la situación es temporal debido a que continúan evaluando. “Debemos elucidar a los verdaderos Neike”, expuso el intendente. En tanto, el censo continuará en enero y se espera que termine en ese mes. Una vez cumplimentado este paso, se evaluarán traslados y capacitaciones. La pésima noticia afecta al 15% de la planta de trabajadores de la Municipalidad de Corrientes: se les congeló el sueldo de diciembre (mes que trabajaron), hasta que puedan demostrar que cumplen funciones hace más de cuatro años en la Comuna de Capital. Con respecto al otro 85% restante de los agentes comunales (más de 6.000 personas), Tassano dijo que está “muy complicado” cumplirles la promesa que les hizo en campaña, de pagarles un extra salarial de fin de año para compensar la escalada inflacionaria. Según detalló Tassano, la medida alcanza a entre 800 y 1.000 trabajadores municipales que estaban vinculados al Estado a través de un programa de formación e inclusión laboral denominado “Neike Chamigo”. Paradójicamente, ese programa fue creado por su jefe de campaña Carlos Vignolo (actual titular del Plan Belgrano) cuando fue intendente de Corrientes entre 2005 y 2009; dejándoles más de 2.000 trabajadores precarizados a sus sucesores en la Intendencia. Tassano (que asumió el 10 de diciembre último) consideró que esos 800 a 1.000 trabajadores (con hasta 6 años de antigüedad y salario promedio de $4.800) “eran funcionarios y entendemos que eso se terminaba con la gestión anterior”. El intendente saliente, el ingeniero Fabián Ríos, le respondió que está “tratando de justificar lo injustificable” y lo que intenta hacer Cambiemos es “ajustar castigando a los más débiles”. Ex funcionarios de la administración municipal anterior también explicaron que los denominados “cupos” eran “cerca de 400 personas que ya fueron dadas de baja a fines de octubre y principios de noviembre”, por lo que acusaron a Tassano de “mentir y buscar un chivo expiatorio para despedir a trabajadores”. La administración de Fabián Ríos se inició en diciembre de 2013 con más de 7.100 empleados municipales. En noviembre de 2017, Ríos dejó el Municipio con un plantel de 7.000 trabajadores. Entre 2014 y 2017 más de 1.100 de (ex) agentes Neike Chamigo creados por Vignolo, de entre 20 y 6 años de antigüedad, pasaron a contrato y planta permanente; y 822 trabajadores se ganaron la planta permanente al cumplir los tres años de servicio. El censo que continuará esta semana abarca a los empleados de planta permanente, contratados, de Gabinete, del Programa Social de Formación Laboral y Promoción del Empleo Neike Chamigo. s