Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/128519
EL OBJETIVO, LA LIBERTADORES

Pratto y Armani, ilusionados con ganar títulos con River

El delantero Lucas Pratto, la compra más cara en la historia del club, y el arquero Franco Armani hablaron ayer por primera vez como jugadores de River y coincidieron en la ilusión que les genera su llegada a Núñez para “ganar títulos”. “

"Presión tengo por usar la camiseta de River, que es uno de los equipos más grandes del mundo. Hayan pagado lo que hayan pagado, la presión la voy a tener siempre. Hicimos las dos partes un esfuerzo muy grande para venir, así que estoy muy contento"”, afirmó Pratto.

COR100118-022F01.JPG

Pratto firmó un vínculo por cuatro años y medio, a cambio de 11,5 millones de dólares, monto récord para el Millonario en su historia.

"“Quiero ser campeón de la Libertadores, quiero ganar títulos con River y quiero demostrarle a Marcelo (Gallardo, el DT) que no se equivocó en contratarme”", remarcó Pratto.

En ese sentido, recordó: "“Marcelo desde que asumió como DT de River siempre intentó contratarme y creo que esta vez fue la que tenía las puertas más abiertas para hacerlo. Sólo tuve una charla, no hablé a fondo. Le agradecí las ganas de querer contar conmigo, le dije mis ganas de trabajar con él y jugar en este club. Me dejaron bien en claro todo eso”".

El “Oso”, que jugó 48 partidos en San Pablo con 14 goles convertidos, fue compañero en el club paulista de Julio Buffarini, quien es flamante refuerzo de Boca.

"“Somos muy amigos con Julio, fui a su casamiento, pero ahora le dije que no íbamos a hablar más"”, bromeó.

Por su parte, Franco Armani afirmó que no quiso dejar pasar “el tren” de sumarse al “club más grande de la Argentina” y deseó poder preparase bien “para este desafío”. “Con sacrificio todo llega. Tengo la posibilidad de estar en River, el club más grande de Argentina y quiero aprovecharlo y dar lo mejor”, afirmó en conferencia de prensa. “Ahora tengo que prepararme para este desafío. La otra vez no se dio, pero quedó en el pasado, hay que pensar en el hoy. Puse mucho porque quería venir a esta institución, quería venir a River. No fue fácil porque Nacional no me quería vender. Puse de mi parte porque era un deseo, y como argentino, poder pertenecer a River es lo máximo para un jugador de fútbol”, explicó el guardameta. “En Argentina no debuté en Primera División. Después fueron siete años y medio en Atlético Nacional. Me tocó trabajar desde muy abajo allá. No llegué como un refuerzo, llegué como uno más. Tuve que trabajar y gracias a Dios se dieron los frutos, muchos títulos y estar en River es un logro importantísimo”, recordó.s