Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/128578
CONTROLES

El personal que estuvo adscripto al Concejo deberá someterse al censo

En principio, los únicos que fueron sometidos al censo municipal fueron los empleados de planta permanente, contratados, de gabinete y los que se encuentran bajo el Programa Social de Formación Laboral y Promoción del Empleo Neike Chamigo.

En la jornada del miércoles se conoció la resolución interna del Ejecutivo comunal que dispuso que el personal que figura adscripto a otra dependencia deberá volver al lugar donde prestaba servicios anteriormente.

COR120118-003F01.JPG

Por lo que este grupo de trabajadores que antes del 10 de diciembre fue adscripto al Concejo Deliberante, deberá volver a su puesto original y deberá ser censado. “Hemos encontrado personal del Gabinete anterior que se pasó al Concejo vía adscripciones al finalizar la gestión.

Hay casos de concejalía con más personal que los que cuentan las áreas operativas de la Comuna.

"Bueno, nada de esto va a seguir sucediendo"”, señaló el coordinador de Gabinete comunal, Hugo Calvano.

De 7.052 trabajadores sólo se censaron 6.400, de los cuales un número importante no se presentó a trabajar. Son los primeros datos provisorios que se desprenden del censo que se inició el 22 de diciembre pasado en todas las dependencias del Municipio.

Calvano habló luego del censo municipal. La cifra de empleados, la deficiente distribución y capacitación de recursos humanos, y los casos de los que aún no se han presentado a trabajar, son los temas de la entrevista.

"Un 20% de empleados no han concluido la primaria o la secundaria (ver aparte). “Estamos sorprendidos, no sólo por el elevado número de empleados sino porque una parte de ellos, de los 6.400, no se ha presentado todavía a trabajar”. “Debe quedar en claro que los que han sido funcionarios políticos de la gestión anterior, se irán. Eso mismo es lo que haremos nosotros cuando finalicen nuestros mandatos"”, afirmó.

Calvano alude también a una distribución de recursos humanos desbalanceada en áreas o bien sobrecargadas y/o despobladas. “Es lo que ocurre por ejemplo con Barrido, cuyas tareas han crecido sin que se ampliara convenientemente la dotación. Y a la inversa, se observan áreas, en general políticas, Desarrollo Humano por ejemplo, sobrecargadas, con personal contratado sin funciones específicas. Eso deberá explicarlo cada uno de ellos”, señaló el funcionario. s