Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/129054
Consecuencia de la lluvia y la creciente de los rÍos

Más de 2.000 afectados en el Chaco

La crecida del Paraná y del Paraguay perjudica a las familias ribereñas. En Sáenz Peña sufren las inundaciones por las precipitaciones.

Las persistentes lluvias que se registran en gran parte del territorio de la provincia vecina del Chaco, a lo que se suma la crecida de los ríos Paraná y Paraguay, complican la situación de varias localidades de centro-este de la provincia, donde el número de asistidos ronda las 2.300 personas. El intendente de la ciudad de Sáenz Peña, la localidad más afectada, Gerardo Cipollini, detalló ayer que hasta las 10 llovieron más de 100 milímetros, lo que dificulta el escurrimiento del agua. “Hasta anoche (por el martes) teníamos todo controlado, ya que el agua había descendido un poco gracias a los trabajos de las bombas para el desagote y estábamos confiados en que hoy íbamos a poder continuar estas tareas, pero desde las 5 no para de llover”, explicó el jefe comunal a la prensa. Cipollini detalló que los barrios más afectados son el 713 Viviendas, Ginés Benítez y Puerta del Sol, pero alertó que debido al agua caída las complicaciones se extenderán a gran parte de la ciudad, la segunda en importancia de la provincia, donde llovieron más de 400 milímetros desde el sábado hasta ayer, lo que afectó a más del 40% de la población y fueron asistidas unas 900 personas. El intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, detalló que los 60 milímetros de lluvia caídos hasta las 11 de ayer también produjeron anegamientos temporarios de asentamientos periféricos y calles céntricas de esa ciudad, aunque destacó que “el sistema de desagües responde normalmente”. “Según la proyección de distintos servicios meteorológicos que manejamos, se esperan desde 70 a 113 milímetros”, dijo Capitanich, quien explicó que si bien se registraron algunos problemas con bombas que dejaron de funcionar, actualmente están todas encendidas. El jefe comunal afirmó que el Municipio asiste a alrededor de 900 familias de 25 barrios con mercadería, chapas, colchones, agua mineral y ropa, mientras el Ministerio de Educación habilitó la Escuela Primaria 404 del barrio Santa Clara de Asís y la EEP Nº 942 de Villa Don Alberto para recibir a los damnificados.s