Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/129065

Puerto Tirol consiguió una adjudicación “precaria” para el servicio Chaco-Corrientes

El Ministerio de Transporte de la Nación, que conduce Guillermo Dietrich, emitió la Resolución 7-E del 18 de enero a través de la cual se otorga una autorización “precaria y provisoria” a la firma Puerto Tirol S.R.L para la explotación del servicio público interprovincial de transporte entre Chaco y Corrientes.

CHACO CORRIENTES SUBIENDO.jpg

La disposición corresponde a la línea 904 con cabecera en Corrientes, que había quedado vacante desde el naufragio del proceso licitatorio que comenzó el año pasado y culminó con el otorgamiento de la línea 902 a la empresa Ataco Norte. 

La empresa chaqueña Puerto Tirol S.R.L ganó el concurso para la adjudicación “precaria” de la línea 904 del servicio Chaco-Corrientes.
De esta manera, este servicio clave para el traslado de trabajadores y estudiantes entre ambas provincias comienza a normalizarse, con el compromiso de las empresas de renovar la flota, con unidades dotadas con aire acondicionado y rampas para discapacitados; y mejorar las frecuencias con 26 coches en total.

Además, la resolución de la cartera nacional será clave para la incorporación del Sistema Único de Boleto Electrónico (Sube) en estos ramales, lo que permitirá a los usuarios unificar el medio de pago con las líneas urbanas.

Largo camino

La licitación se había iniciado en virtud de la Resolución N° 7, del 20 de enero de 2017, que dispuso el llamado a concurso público de ofertas para la prestación del servicios de transporte urbano y suburbano de la Unidad Administrativa N° 5 para las líneas N° 902 y 904, para lo que se previó la selección de dos operadores para cubrir esas trazas.

Después de un lento avance, y con un proceso de licitación cuestionado por supuestas operaciones de lobby que se dieron en Buenos Aires, el 19 de diciembre se dictó la Resolución N°141 que dispuso la adjudicación por 10 años a la empresa Ataco Norte la traza identificada como Línea N° 902.

A la par, se declaró “parcialmente fracasado” el concurso público por la Línea N° 904, por lo que se decidió abrir una nueva convocatoria.

Sin embargo, para garantizar la continuidad del servicio, se abrió el concurso para una “autorización precaria” que permita la conectividad entre los usuarios de distintas ciudades.

El 15 de diciembre de 2017, se produjo la apertura de las propuestas presentadas por Puerto Tirol (que había participado de la licitación primigenia), Santa Ana Bus y Ersa Urbano; y en función de la evaluación efectuada de la documentación acreditada por las empresas interesadas, se determinó que la primera daba “cabal cumplimiento a las pautas establecidas” para el concurso.

Según el Ministerio de Transporte, Puerto Tirol obtuvo 100 puntos, la máxima calificación prevista para las propuestas.

Pautas del servicio

La convocatoria prescribe la prestación de tres servicios comunes básicos: el Recorrido A (por Barranqueras), que une la estación terminal de ómnibus de Resistencia con el Campus de la UNNE de Corrientes; el recorrido B (por avenida Sarmiento), que va del Campus de la UNNE en Resistencia al puerto de Corrientes; y el recorrido C (por Barranqueras), que va del Campus de la UNNE de Resistencia al puerto de Corrientes.

Las frecuencias y tarifas quedarán determinadas por los organismos competentes a tales fines.

En cuanto al parque automotor exigido es de 13 unidades como máximo y 10 como mínimo, que deberán cumplir con el servicio las 24 horas.

El artículo 2º de la Resolución 7-E, publicada el 23 de enero en el Boletín Oficial, establece además que Puerto Tirol deberá “absorber al personal en relación de dependencia correspondiente a la Línea N° 904 manteniendo indemne la situación de revista de cada trabajador, respetando lo relativo a salario, categoría, antigüedad y demás beneficios derivados de la Convención Colectiva de Trabajo Nº 460/73 y actas complementarias aplicables a la actividad”.

En este sentido, establece que la empresa deberá presentar dentro del plazo de 10 días el acta suscripta con la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que acredite la absorción del personal en relación de dependencia mencionado.

Las gestiones se llevan adelante a través de la Secretaría de Gestión de Transporte a cargo de Héctor Krantzer, y de la subsecretaría de Transporte Automotor, a cargo de Luis Molouny. (Diario Norte)