Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/129446
LLUVIA INTENSAS Y CRECIDAS SE LLEVAN CASAS ENTERAS

Evacúan de emergencia a miles de pobladores ribereños del Pilcomayo en Salta y Paraguay

Los damnificados están siendo distribuidos entre la ciudad de Tartagal y Aguaray. En caso de hacer falta más lugar algunos serán trasladados a Salvador Mazza, según informó Marinaro Rodó, Secretario de Servicios de Salud de la provincia de Salta

1517588559199.jpg

El Ejecutivo nacional envió efectivos federales, medios y suministros de primera necesidad para colaborar con las autoridades de nuestra provincia en el operativo preventivo de evacuación y asistencia de alrededor de 10.000 personas por la crecida del río Pilcomayo.

El subsecretario de Operaciones de Protección del Ministerio de Seguridad de la Nación, Daniel Russo, viajó al municipio de Santa Victoria Este, en el extremo norte de esa provincia, cerca de la frontera con Bolivia, para coordinar los mecanismos de respuesta en el marco del Comité de Crisis.

Trabajan en el lugar efectivos de Gendarmería y del Ejército y personal especializado del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación junto a agentes de la Policía provincial, Defensa Civil y bomberos voluntarios.

El Ministerio de Defensa envió más de diez camiones con efectivos militares y equipos para levantar centros de evacuados (carpas grandes para alojamiento, puestos de socorro y cocina).

El Ejército además sumó vehículos de gran porte, botes y un helicóptero que se mantiene en apresto en la zona de emergencia.

1517536365350.jpg

También decidieron instalar un campamento en el kilómetro 79 de la ruta provincial 54, donde las familias contarán con servicios de luz eléctrica, agua, alimentos y atención de salud básica. “El Gobierno brinda apoyo y sostén al plan de evacuación que desarrolló la provincia y ya se están preparando los centros para que las familias afectadas reciban cobijo, comida y lo elemental hasta que la situación sea superada”, informó Russo.

“El Ejército y la Gendarmería ya están trabajando ahí y vamos a evaluar qué otros aportes podemos hacer desde el Gobierno nacional en conjunto con la provincia para hacer frente a esta emergencia”, añadió.

 

 El subsecretario remarcó que “el pico de crecida del río es histórico” y subrayó que “toda la región está en alerta y estamos monitoreando permanentemente para evitar que la población corra riesgos”.

“Estas situaciones afectan a los más vulnerables, a los que tiene menos recursos, por eso el Estado nacional, a través del Ministerio de Desarrollo Social, tiene planes para asistir a las personas que han perdido mobiliarios y que puedan restituirlos“, apuntó.

A su vez, en la vecina localidad de Los Toldos, las persistentes lluvias y el aumento del caudal de los ríos Condado y Oroseño provocaron la caída de un puente bayle sobre la ruta provincial 19.

Los peatones pueden circular por el Puente Grande, que se encuentra distante a unos 300 metros, pero no está habilitado para el tránsito vehicular y, de continuar las precipitaciones, las autoridades prevén el corte total de manera preventiva.

1517517003144.jpg

El último parte oficial señala que existe una situación de riesgo por las lluvias intensas y la crecida de ríos en las ciudades de Tartagal y Salvador Mazza.

En el marco del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR), la Secretaría de Protección Civil articula las acciones de distintos ministerios, organismos nacionales y de las fuerzas federales en coordinación con las autoridades de las provincias y municipios ante eventuales situaciones de desastre por causas climáticas.

El escenario era poco menos que apocalíptico: decenas de personas con unas pocas pertenencias intentando subir a algún vehículo pesado que los lleve a un lugar más alto; un poco más seguro del agua que baja sin misericordia por el enfurecido Pilcomayo.
El panorama no era nada alentador y el tiempo empezó a correr en contra desde ayer al mediodía cuando se conoció que el Gobierno de la Provincia preparaba una “evacuación masiva” de al menos 10 mil personas en toda la margen sur, entre Hito 1 y Misión La Paz, en el extremo fronterizo de Rivadavia Banda Norte.
Allí, el “Río de los pájaros” descargaba todo su furia hecha sedimentos sobre decenas de parajes, donde criollos y aborígenes anticipan que este año “el agua iba a ser bien fiera”.
Para colmo los modelos climáticos ya revelaron lo peor: acumulaciones de hasta un metro de agua en varias regiones del sur de Bolivia por las intensas precipitaciones, por los menos para los próximos tres días. Y las previsiones no mejoran para el resto de la semana.
Con esta realidad, el Gobierno ha encarado una misión contrarreloj para evitar el desastre sobre vidas humanas. Tendrá que evacuar en tiempo récord la mayor cantidad de gente de parajes como San Luis, La Merced, Marca Borrada, Soledad, Las Gracias y poblaciones más importantes como Santa María, Misión La Paz y hasta la cabecera del departamento Santa Victoria Este.

Evacuación en La Curvita

Ayer en redes sociales difundían pedidos de ayuda y el mensaje para los “amigos del río” era que se necesitaban lanchas para llegar a los lugares donde el agua ya había ganado de mano. En La Curvita se habían evacuado el miércoles a unas 70 familias, pero quedaban pobladores dispersos y aislados en lugares a los que solo se llegaba en embarcaciones.
Las radios de la zona daban alertas e indicaban a la gente hacia dónde autoevacuarse a la espera del rescate, ya que se aguardaba un desborde más importante para las próximas horas.

 

Mientras tanto, el Gobierno convocó a los empresarios de Saeta para que aporten la mayor cantidad de colectivos posibles para que participen en las tareas de rescate de los miles de pobladores. Empresas como Ahinarca y Ale apoyaron inmediatamente la solicitud y dispusieron unidades y choferes para la tarea. Las dos empresas fueron las que colaboraron con la mayor cantidad de coches, aunque entre todas lograron sumar 80 colectivos y otros 20 vehículos pesados que saldrán en caravana esta madrugada a las 4 de la mañana, con rumbo a los parajes más afectados. El objetivo: evacuar a la mayor cantidad de gente y a sus pertenencias en el menor tiempo posible.

1517548947431.jpg

Campamentos de asistencia en Salta y Paraguay

La tarea que encaró el Gobierno provincial parece titánica, pero la logística dispuesta y el apoyo a nivel nacional e incluso internacional hacen prever que todo saldrá bien. 
Gendarmería y el Ejército movilizaron equipos y campamentos, mientras que el Gobierno de Boquerón, Paraguay, ha dispuesto en Pozo Hondo la ayuda en un territorio más alto, con un campamento para evacuar a las poblaciones más próximas al límite internacional.
Se dispuso un centro de asistencia en la ruta 54, en Santa Victoria Este, dotado de carpas, grupos electrógenos, cocina de campaña, gomones, carros de la División de Infantería de la Policía y teléfonos satelitales.

En la ruta 54

Se tiene previsto instalar un centro de evacuados más en el kilómetro 79 y 80 de la ruta provincial 54 para reforzar los sectores de asistencia y optimizar la distribución de los recursos dispuestos para el servicio. Allí se contará con servicios de luz eléctrica, agua, alimentos y atención de salud básica. Se solicitó a quienes manden donaciones hacerlas llegar allí en lo posible. Los pobladores de Santa Victoria Este, Santa María, San Luis, La Merced, comunidades y puestos vecinos serán asistidos en el centro de kilómetro 79.

 

1517514505947.jpg

Ayuda

El grupo Kilómetro Solidario convocó a los vecinos, instituciones sociales y educativas para colaborar con donaciones para las familias afectadas por las inundaciones en Santa Victoria Este. 
La organización recibe ropa y calzado en buen estado para todas las edades, elementos de limpieza y de higiene personal, agua mineral y alimentos no perecederos. 
Las donaciones serán recepcionadas en dos puntos. En capital, en calle Las Heras 1647 y en Cerrillos, en calle San Martín 333.
También se pueden comunicar por Facebook a Kilómetro solidario o llamando al 387 528-7899.
La entrega será coordinada por los voluntarios del grupo, quienes desde hace mucho tiempo realizan tareas solidarias recorriendo distintos kilometros de la provincia, resaltando los valores altruistas.

(El Tribuno)