Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/129635
Limpieza y fumigación en las viviendas costeras

San Luis está sin evacuados, pero se prepara para enfrentar otra inundación

El titular sanluiseño de Defensa Civil planifica capacitar al personal y apunta a fortalecer el Centro de Operaciones de Emergencia.

COR070218-009F02.JPG

Finalizó el operativo para el retorno de los familias evacuadas en la localidad de San Luis del Palmar, que permanecían desde el 14 de enero en tres centros. El cuadro se había generado por la crecida del Riachuelo y las abundantes lluvias del primer mes del año, sumado a la falta de escurrimiento del cauce debido a bancos de arena y una formación de vegetales y sedimento en el riacho a la altura del paraje Paso Martínez. Las zonas más afectadas fueron los barrios Inmaculada Concepción, Cruz de los Milagros y Virgen de los Dolores. “Junto a las áreas de Obras y Servicios Públicos estuvimos llevando adelante el operativo de regreso de las familias que estaban en el Salón de Usos Múltiples, el polideportivo y el centro cultural”, dijo el titular de Defensa Civil de San Luis del Palmar, José María Serbín. “Todas las familias ya volvieron. El lunes se hizo el operativo y a la mañana se hizo la fumigación en las casas para que le gente pueda volver. Sobre la ayuda del Estado, Desarrollo Humano asistió a las familias en los centros de evacuación”, agregó el funcionario a NORTE de Corrientes. En el operativo se acompañó hasta sus viviendas a las últimas familias que quedaban evacuadas. El trabajo permitió normalizar la situación. “Bromatología se ocupó de sanear las viviendas y luego la Comuna, con distintos vehículos, se ocupó de la mudanza. Ayer seguimos trabajando en el transporte de las pertenencias de las familias. Fueron unas 300 personas afectadas directa o indirectamente, y la mayoría de las familias todavía sufre las secuelas de la inundación de 2017”, dijo en declaraciones radiales. Como titular del área, explicó a este diario: “Apuntamos a concretar un plan para intentar resolver los efectos de la inundación, o al menos paliarlos. Sabemos que la inundación va a volver, ya que estamos al tanto de los efectos del cambio climático, así que hay que estar preparados a través de capacitaciones permanentes. Para hacer frente a una nueva inundación también debemos fortalecer el centro de operaciones de emergencia, que actúa eficientemente en forma coordinada en tiempos de inundación, y avanzar con el refuerzo psicológico de lo que significa la resiliencia y programas con especialistas para las personas afectadas”.s