Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/129789
Acusados de supuesto desvÍo de fondos por $45 millones

Ex intendentes de Perugorría siguen detenidos y se abstuvieron de declarar

La defensa de los imputados apeló el rechazo de la eximición de prisión y ahora esperan la resolución de la Cámara de Apelación de Mercedes.

COR110218-014F01.JPG

El matrimonio de ex intendentes kirchneristas de Perugorría, Angelina Lesieux y Jorge Corona, continúan detenidos desde el viernes en la Alcaidía de la Comisaría Primera de Curuzú Cuatiá. Por orden del Juzgado de Instrucción y Correccional local, en la siesta de ayer la pareja debía ampliar su declaración -la primera fue el viernes- en el marco de la acusación por malversación de fondos públicos y asociación ilícita pero ambos se abstuvieron de dar testimonio por la causa penal en la que se los imputa. Cabe señalar que los ex funcionarios se entregaron a la Justicia el último viernes luego de permanecer prófugos durante 53 días. Ambos tenían pedido de captura internacional. Fuentes allegadas al Juzgado de Instrucción y Correccional de Curuzú Cuatiá comentaron a NORTE de Corrientes que “al momento de entregarse, el abogado defensor de los imputados, Lucio Portel, fundamentó a través de un escrito que Lesieux y Corona desconocían que estaban siendo buscados por la Justicia” y que “la intendenta Angelina Lesieux presentaba problemas de salud, por ello se encontraban alejados de todos”. Al mismo tiempo relataron que cuando la pareja declaró por primera vez el viernes aseguraron que son inocentes de todo lo que se los acusa y dijeron que estaban separados. Respecto al lugar en donde estuvieron todo este tiempo los ex intendentes, las fuentes judiciales fidedignas afirmaron que “ellos aparecieron cerca de Mercedes, existe la sospecha de que estuvieron en un campo cerca de la localidad, pero eso son sólo trascendidos, porque no hay nada concreto”. Esta duda surge porque el último viernes por la mañana, por orden del Juzgado de Instrucción de Curuzú Cuatiá se allanó la Estancia Rincón del Diablo, en los Esteros del Iberá, propiedad de Luis Cemborain, hermano del ex intendente de Mercedes, Víctor Cemborain. Pero descartaron que la pareja de ex intendentes haya estado en ese lugar. Surgen muchas dudas que aún quedan por aclarar, ¿dónde estuvieron prófugos todo este tiempo? ¿Quién actuó de cómplice y los encubrió en estos 53 días? ¿Qué los impulsó a entregarse a la Justicia? Preguntas aún sin respuestas concretas. Sin embargo, los allegados a la Justicia curuzucuateña afirmaron, “creemos que lo que los impulsó a entregarse es que estaban cercados, porque ya tienen inhibidos todos sus bienes, inclusive la del grupo familiar. Tenían el congelamiento de cuentas y no les quedó más remedio que entregarse”, estimaron. Por otra parte señalaron que “lo más probable es que hayan estados escondidos en algún campo correntino. Nuestra provincia tiene bosques y pantanos donde pudieron haber entrado”. Este diario además pudo saber que los ex intendentes de Perugorría continuarán detenidos hasta que la Justicia resuelva la causa según las pruebas pertinentes, pero en el caso de que se los procese, fuentes allegadas al Juzgado aseguraron que se les va a dictar la prisión preventiva. “El tiempo exacto de su detención no se sabe, pero en el caso de que se los procese por todos los delitos concursados, les correspondería por arriba de los 15 años de cárcel”, afirmaron desde el Juzgado de Instrucción de Curuzú Cuatiá. Cabe recordar que en diciembre del año pasado, el abogado defensor de la pareja, Lucio Portel, solicitó la eximición de prisión para los imputados, pero la Fiscalía y el Juzgado de Instrucción de Curuzú rechazaron este pedido y ellos apelaron al rechazo. Ahora se espera que lo resuelva la Cámara de Apelación de Mercedes. Es por ello, que desde la Justicia local no pueden especificar a ciencia cierta cuánto tiempo permanecerán detenidos Lesieux y Corona, ya que la causa penal puede dar un giro inesperado. Por último, las fuentes allegadas al Juzgado de Curuzú confiaron a este medio que la casa del matrimonio continúa cerrada y custodiada y “está previsto hacer búsquedas de elementos probatorios, y los bienes que estén a nombre de ellos van a ser embargados”.s