Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/129799
El ataque más significativo desde la guerra del Líbano

Tensión máxima en Medio Oriente: Siria derribó un caza israelí

El avión militar participaba en una operación contra objetivos iraníes. Tras el incidente, Israel lanzó un ataque a gran escala.

COR110218-019F01.JPG

Los sistemas de defensa antiaérea de Siria derribaron ayer un avión militar de Israel que participaba en una misión de represalia lanzada tras haber interceptado un supuesto dron iraní, en el incidente más grave en el que se ha visto implicado el Estado hebreo en los casi siete años de guerra civil en el vecino país árabe. El cazabombardero F-16 derribado había destruido junto con siete aviones de combate las instalaciones cercanas a Palmira, de donde partió un “dron iraní” interceptado pocas horas antes por un helicóptero Apache cuando se dirigía hacia Beit Shean, en el valle del Jordán del norte de Israel, según informó el Ejército israelí. Las baterías antiaéreas sirias respondieron contra la aviación israelí, lo que indica que “Siria decidió implicarse aunque el ataque estaba dirigido contra las infraestructuras iraníes”, declaró el vocero militar Jonathan Conricus, citado por la agencia de noticias EFE. Durante los disparos, un F-16 israelí fue alcanzado “probablemente” por los misiles sirios, señaló un vocero militar, y luego cayó al norte de Galilea. Los pilotos, que habían saltado del avión antes de que se estrellara, fueron evacuados a un centro sanitario de Haifa y uno de ellos está herido de gravedad. Tras el incidente, Israel lanzó un ataque a gran escala, esta vez tanto contra objetivos iraníes como sirios en los alrededores de Damasco, que destruyeron ocho blancos de la Cuarta División de las Fuerzas Armadas de Siria. “Doce objetivos, entre ellos baterías de defensa aérea y objetivos iraníes que forman parte del establecimiento militar de Irán en Siria, fueron atacados”, informó el Ejército en un comunicado. Siria volvió a responder y lanzó entre 16 y 20 misiles antiaéreos contra los cazas israelíes sin producir daños, aclaró el Ejército. “Irán y Siria están jugando con fuego”, advirtió un vocero, que aseguró que Israel no busca una escalada, pero advirtió que “están preparados para todos los escenarios” y que “continuarán atacando cuando sea necesario”. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el titular de Defensa, Avigdor Lieberman, se desplazaron hasta Tel Aviv para una reunión de emergencia de seguridad. “Israel responsabiliza a Irán y a sus anfitriones sirios por la agresión. Seguiremos haciendo lo que sea necesario para proteger nuestra soberanía y nuestra seguridad”, declaró el premier en un comunicado. Sin embargo, las milicias vinculadas al gobierno sirio rechazaron que un dron iraní haya ingresado en espacio aéreo israelí. “Es una mentira y una calumnia”, indica una declaración de la Sala de Operaciones de las Fuerzas Aliadas en Siria, en cuya cúpula se encuentra un alto general iraní. Según su versión, el dron estaba operando contra el grupo radical Estado Islámico. También Irán negó los hechos y afirmó que no tiene drones en Siria ni tampoco estuvo implicado en el derribo del avión de combate israelí. “Esas acusaciones de los sionistas son tan ridículas que ni siquiera responderemos”, dijo el vocero de la Cancillería, Bahram Ghassemi, consignó la agencia DPA. En un comunicado, la guerrilla proiraní de Hezbollah condenó la “continua agresión israelí” contra Siria, a la vez que elogió al Ejército del presidente Bashar al Assad por repeler “con valentía” a los aviones israelíes. Para la milicia chiita libanesa, el derribo del F-16 israelí supone “una nueva fase estratégica contra la violación del espacio aéreo sirio y las fronteras del país”. En tanto, Rusia -principal aliado militar del gobierno sirio- expresó una “gran preocupación” y llamó a la contención de las partes, al tiempo que reclamó preservar la soberanía del país árabe. Israel bombardeó en territorio sirio -en más de un centenar de ocasiones- arsenales y convoyes de transporte de armas de Hezbollah, contra cuyos combatientes libró en Líbano una guerra a gran escala en 2006.s