Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/129802
Una mirada sobre la educación que viene

“En la educación argentina la principal preocupación es la deserción escolar”

Así lo señaló monseñor Eduardo Martín, presidente de la Comisión Episcopal para la Educación Católica en Argentina.

Durante la semana pasada se llevó a cabo en esta ciudad el 55º curso de Rectores del Consejo Superior de Educación Católica (Consudec), de que participaron representantes de todo el país. En su jornada inaugural, el presidente de la Comisión Episcopal para la Educación Católica en Argentina, monseñor Eduardo Martín, dialogó con este diario sobre temas que hacen a la educación que viene. El lema de las jornadas que reunieron a más de 800 docentes de todo el país fue “La revolución de la ternura es hoy”. Sobre ello, monseñor Martín remarcó: “La ternura es una dimensión fundamental en los tiempos que corren, porque hablar de ternura nos invita a humanizar la educación. Muchas veces escuchamos discursos que son muy tecnificados y es verdad que la educación tiene que usar las tecnologías, pero caeríamos en una deshumanización si sólo la redujéramos a cuestiones meramente técnicas; la educación es un encuentro humano, un encuentro de libertades y debemos comenzar a verlo así”. Luego remarcó la importancia de la familia y de la escuela en la formación. “La familia es el primer agente educador, después las instituciones educativas complementan, porque no sólo necesitamos forjar gente que acceda al mercado de trabajo, no sólo necesitamos formar técnicos, que también los necesitamos; pero la educación tiene un horizonte mucho más grande que es formar personas que sean conscientes de sí mismas y de su destino, y por lo tanto que tengan herramientas para afrontar la vida de un modo que puedan realizar su existencia y no ser personas frustradas que a lo mejor tienen un buen trabajo, tienen dinero, pero no saben para qué viven”. Al ser consultado sobre la realidad educativa argentina, el referente nacional resumió: “La Argentina siempre ha tenido un estándar superior si hablamos de educación, pero eso no quiere decir que en Argentina no haya problemas. Todos podemos ver el aumento de la deserción escolar, nos llama la atención la falta de compresión de algunas cosas elementales, como por ejemplo cuando los niños no pueden comprender un texto, cuando no saben resolver problemas de Matemáticas, también hay que hablar de la cantidad de días de clases, hay una serie de cosas que se deben mirar con atención”, dijo. Luego el religioso retomó el concepto para aclarar: “Todo eso que nombré es parte de la logística de la educación. Educar es formar a una persona aunque a veces haya menos calidad pero más humanidad, tenemos que pensar en el concepto de calidad cuando una persona es buena y sabe para que está en la vida, significa que ha recibido una educación de calidad, y a todo eso debemos apuntar como sociedad”. Las jornadas se realizan cada año en una ciudad distinta buscando llegar a los docentes católicos de todo el país. Tras el cierre del curso, las autoridades del Consudec señalaron que se trató de una edición exitosa en cuanto a la cantidad de asistentes y a la calidad de las disertaciones y talleres, los que contaron con la participación de especialistas.s