Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/129834
Todos son comparseros

Correntinos desfilaron en el carnaval de Río de Janeiro

Un matrimonio y un grupo de amigos disfrutaron del sambódromo de uno de los carnavales más importantes del mundo.

El carnaval de Río de Janeiro es uno de los más importantes del mundo. El viernes pasado la fiesta inició con todo. El alcalde evangélico Marcelo Crivella encabezó la ceremonia de entrega de las llaves de la ciudad al rey Momo, y de esta manera, acompañado por sus princesas, dos bailarinas de samba con ajustados vestidos de lentejuelas, declaró oficialmente abierto el carnaval, y lo hizo con un resonante grito. El rey Momo será quien gobierne la ciudad hasta el próximo miércoles de ceniza. Es cierto que en la fiesta carnestolenda de Río, que va desde el viernes al miércoles anterior al comienzo de la Cuaresma, la mayor atracción son los desfiles de samba en el sambódromo, pero durante estos días también se celebran numerosas fiestas en las calles, con bailes de carnaval y muchos otros acontecimientos. En este marco de actividades, varios correntinos decidieron ser partícipes. No compraron sus entradas para mirarlo desde una tribuna, sino disfrutarlo como un comparsero más. Fueron y vivieron el carnaval en las calles, en el marco de los famosos blocos -las populares comparsas callejeras que a lo largo de la ciudad concentraron a más de 150 mil personas- y, además, en el mismo sambódromo. Uno de los casos es del matrimonio conformado por Jorge Aguirre y Angelina Micciche, quienes participaron anoche en la escuela de samba Paraíso do Tuiuti, que fue la cuarta en desfilar en el campeonato del grupo especial durante el carnaval de 2018. En esta oportunidad Paraíso do Tuiuti criticará las condiciones laborales de Brasil. Esta será la tercera vez en la historia del carnaval que la agrupación participa en el grupo especial, el nivel más alto entre las seis ligas de samba. Original del Morro do comunidad Tuiuti, en SÆo CristóvÆo, fue fundada en 1954. A pesar de su tradición, sólo se hizo famosa en el año 2000, cuando su samba enredo sobre Dom Pedro II, emperador de Brasil, ganó el primer lugar en la serie A. Escrito por compositores de renombre, como Moacyr Luz, músico de la famosa Samba do Trabalhador, el samba enredo argumenta que, cuando se trata de las relaciones entre empleadores y empleados en Brasil, la esclavitud está lejos de haber terminado. “La esclavitud sigue ahí, en el trabajo informal, en las zonas rurales, en el abuso de la fuerza de trabajo femenina ... La explotación persiste en el siglo XX, y eso se retratará en el sambódromo con indignación e ironía”, dijo Jack Vasconcelos, carnavalesco de Paraíso (persona a cargo del concepto temático y dirección artística de la escuela de samba). A esta pareja debe sumársele también un grupo de amigos correntinos, conformado por Gonzalo Alarcón Baier, Matías Robledo, Julio Casanova; Matías Menéndez y Joaquín Vallejos. Ellos, para disfrutar del carnaval eligieron la comparsa Mocidade Independente de Padre Miguel, que tendrá un desfile inspirado en la India. “Nosotros llegamos hasta aquí invitados por la hija del socio fundador de la comparsa -Cleusa Oliveira-. Uno de los integrantes del grupo es amigo de ella, y como su papá falleció hace poco tiempo, ella quedó en su lugar”, dijo a NORTE de Corrientes Gonzalo Alarcón Baier. Los correntinos que formarán parte de este grupo están muy relacionados al carnaval. En Corrientes desfilan en la comparsa Sapucay, Ara Berá e incluso en Paso de los Libres. “Si hay algo que nos une es el carnaval y por eso estamos aquí para disfrutar no sólo del desfile en el sambódromo, sino también en sus calles. La verdad es que no queríamos desaprovechar esta oportunidad de estar justamente en Río de Janeiro”, explicó sin dejar de comentar que estaban muy ansiosos por esta participación. Por otro lado comentaron que llegaron unos días antes para disfrutar en el “carnaval de la rua” en los distintos blocos, con sus respectivos disfraces. “Esto nos permite bajarnos un poco la ansiedad antes de ingresar al sambódromo”.s