Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/129838
Cuarta noche de desfile

Momo sorteó el pronóstico de lluvias y tormentas y se divirtió en el Nolo Alías

Todo indicaba que el sábado no se podría desfilar. Pero no fue así. Los inconvenientes con el sonido y el horario no se pueden solucionar todavía.

La noche del sábado pasado Momo tuvo una intensa velada. Fue hasta el momento la noche que contó con más público. Para ser sinceros, la única noche en que todas las tribunas estaban completas y, por ende, el corsódromo pudo contabilizar 12 mil personas. Pese al pronóstico de lluvias y tormentas, el rey de la burla logró sortear este inconveniente y regaló al público -muchos de ellos provenientes de Chaco y provincias vecinas- una noche de fiesta que inició con retrasos y finalizó -nuevamente- mucho más tarde de lo que debería. Hasta el momento, una deuda pendiente de la organización es que el corso finalice a las 4.30, como estaba previsto. Todas las noches, de las cuatro que lleva realizadas, no pueden apagar las luces del corsódromo Nolo Alías antes de las 5,30 o 6 de la mañana. Un punto para tener en cuenta para los dos fines de semana que quedan por delante. En la última jornada todas las comparsas ofrecieron un desfile diferente. El marco de público permitió que el comparsero tenga otro ánimo y contagiara el espíritu carnestolendo de Momo. De todas maneras, hay comparsas y agrupaciones musicales que no logran levantar la vara, y esto, mal que les pese, hace muy mal a un espectáculo que pretende ser de nivel nacional. La diferencia entre unas y otras es mucha y el público, en determinado momento, se aburre. Es una sumatoria de cosas. Llegar al corsódromo en la noche del sábado no fue fácil. La espera entre comparsa y comparsa por algunos momentos se tornó tediosa, y si a esto se suma que no todas las competidoras son lo suficientemente atractivas como para deleitar a los presentes, el resultado son caras largas, cansadas y tribunas llenas de personas con poca movilidad, es decir: ausencia de fiesta. Un dato más a tener en cuenta, el sonido volvió a tener serios problemas en algunas comparsas; en las redes sociales la mayor queja fue la presentada por Ara Berá, cuyos integrantes dijeron que aun sin sonido unificado eran capaces de cantar y bailar. Otro detalle que no se puede dejar pasar a la hora de pensar en un espectáculo de tamaña dimensión. Así se vivió la cuarta noche, con visitas nacionales como Flor Vigna, que llegó a Corrientes junto a su novio, Nico Occhiato (ambos del programa Combaten), y los yanqui-argentinos Dustin y Nihil, los youtubers que se hicieron famosos por aprender a hablar el idioma español. Si el tiempo lo permitía, al cierre de esta edición se realizaría la quinta noche de corsos, con un cuarteto de jurados que tendrá la responsabilidad de evaluar la competencia de estos dos últimos días del feriado de carnaval, porque el miércoles próximo llega un nuevo cuarteto de especialistas para mirar el último show de comparsas y, luego, el desfile del viernes y sábado. Para la jornada de hoy, la primera en participar será Copacabana, a partir de las 22; luego Imperio Bahiano, a las 22.50. El desfile continuará con la presencia de Sambanda, a las 23.20, y Arandú Beleza, a las 23.50. Luego se presentará la multicampeona, Samba Total, a las 0.40, e inmediatamente ingresará, a la 1.10, Ara Berá. Si logran cumplir con el horario, a las 2 debería estar ingresando Samba Show, a las 2.30 Kamadukahia y a las 3 Sapucay.s