Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/130835
Anuncian obras complementarias

Segundo puente, con traza y licitación movible

Corrieron dos kilómetros río abajo la línea imaginaria de la obra. También la fecha de la licitación, ya no es agosto, sería octubre.

COR100318-009F01.JPG

El encuentro de funcionarios de Corrientes y Chaco en la sede central de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), donde se firmó un nuevo convenio por el segundo puente interprovincial sobre el río Paraná, arrojó interesantes novedades, algunas precisiones, al tiempo que acentuó un par de indefiniciones. Lo primero y más importante es que se definió que la traza de la obra no estará a 8 kilómetros río abajo del actual puente Belgrano, sino a “unos 10 kilómetros” aguas abajo. Así de genérico es el dato que hicieron trascender los participantes de la reunión. Por Corrientes estuvo el ministro de Obras Públicas (ex interventor del Invico), Bernardo Rodríguez, y también participó la gerente regional NEA de la DNV, Indrid Jetter. El otro dato que surgió del cónclave es que la licitación no se hará en agosto, como habían anunciado (cada uno a su turno) el gobernador Gustavo Adolfo Valdés; el titular del plan Belgrano, Carlos José Vignolo, y la propia Jetter. Ahora la información es que la licitación se hará “en el segundo semestre”; si bien agosto forma parte del segundo semestre, no es lo mismo definir un mes que un semestre. Para colmo, el ministro Rodríguez deslizó que la licitación “se haría entre octubre y noviembre”. Según parece todo es movible dentro del proyecto del segundo puente. Este diario intentó sin éxito contactar a Jetter, pero una radio local tuvo más suerte y la funcionaria habló allí de lo que pasó en Buenos Aires, dijo, por ejemplo, que la licitación se realizará en el segundo semestre de este año y avanzará con el anteproyecto ejecutivo. “Es una alternativa que se da para que puedan avanzar, de forma paralela se realizará el proyecto”, explicó la gerente regional de la Dirección Nacional de Vialidad, Ingrid Jetter. En tanto, remarcó que también se anexaron detalles de obras complementarias que se deberán realizar, tanto en Corrientes como en Chaco, para dar fluidez al puente que tendrá una extensión de 30 kilómetros. Mientras que en Resistencia se deberá construir una circunvalación, en Corrientes tendrán que realizar obras complementarias en las rutas provinciales 5 y 9, ya que el objetivo es que el tránsito pesado sea desviado por esas rutas y conecte directamente con el puente interprovincial. Además de destacar que se deben realizar obras para conectar el puente y la zona sur del frigorífico de Riachuelo con la Ruta 12. “Hay que pensar que la construcción del puente demandará unos cuatro años o más, en ese tiempo hay que preparar las rutas antes mencionadas para el cambio de tránsito que deberán soportar. Son tareas que fueron anexadas al anteproyecto”, explicó la funcionaria en declaraciones a una radio local en la jornada de ayer, y destacó que son puntos que se irán trabajando de forma paralela al proyecto del puente. La licitación estaría prevista para el segundo semestre de este año, por el programa de Participación Público-Privado (PPP), que contempla una inversión nacional de $ 36.000 millones y beneficiará a más de 16.000 usuarios. El nuevo puente tendrá una extensión de 30 kilómetros, sustituirá las travesías urbanas de las rutas nacionales 11 y 12 y se emplazará unos 10 kilómetros al sur del actual puente General Belgrano. Entre los puntos trabajados durante la reunión se analizaron los antecedentes de la obra, los estudios técnicos realizados a la fecha y los mecanismos de financiamiento. Entre los datos dados por Jetter se destacaron además dos puntos, por un lado que el programa PPP ya generó el interés de empresas internacionales que esperan poder participar de la construcción. “Hemos tenido noticias de que empresas chinas, de Corea y de Italia están interesadas”, remarcó. Mientras que volvió a dejar traslucir que los aportes públicos del proyecto podrían llegar desde el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Lo que no aclaró la titular de Vialidad es de donde saldrán los fondos para las obras de fortalecimiento de las rutas 9 y 5. s