Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/130907
Las obras comenzarán en dos semanas

Plan de pavimentación para la zona urbana de Santo Tomé

Dispondrán que el material contenga más cemento pero menos hierro, para disminuir el costo. Apuntan a mejorar el compactado del concreto.

COR120318-014F02.JPG

El intendente de la localidad de Santo Tomé adelantó que las obras de mejora vial urbana iniciarán en dos semanas. Mariano Garay aseguró que “en no más de 15 días se empezarán con los trabajos de suelo en las primeras arterias que se van a pavimentar”; y señaló: “Tenemos planificado empezar en los primeros días de abril con la pavimentación, pero vamos a hacer un pavimento diferente al que se venía haciendo. En este caso, vamos a volver al pavimento tradicional de entre 15 y 18 centímetros, pero con un trabajo de suelo diferente, es decir, con la utilización de una pata de cabra para lograr un buen compactado. Este tipo de pavimento lleva más cemento pero menos hierro y la idea es disminuir el costo”, dijo. El funcionario admitió que en dos semanas más estaría comenzando la pavimentación de la zona urbana en Santo Tomé. Una de las calles previstas para pavimentar es Ángel S. Blanco, entre Mitre y Caá Guazú. “Decidimos que vamos a comenzar por esta calle, porque está en pleno centro, donde se ubican organismos públicos como el Juzgado, por ejemplo“, explicó a Digital Santo Tomé.

energÍa elÉctrica

Luego de conocerse el acuerdo celebrado entre la Municipalidad de Santo Tomé y la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) para mejorar el alumbrado público en la localidad, Garay explicó: “Es muy auspicioso el acuerdo alcanzado para dar una solución de fondo al tema del alumbrado público, que para nosotros es muy importante porque nos va a permitir empezar a dar una solución de fondo a todo lo que tiene que ver con el cableado, los tableros, los transformadores y otros aspectos técnicos que son necesarios para empezar a instalar las luces de LED, que va a mejorar la calidad de la luz y optimizar el consumo. Creemos que esta es una solución, porque de lo contrario vamos a pasar una vez más cambiando luminarias todo el año y gastando dinero en una tecnología que ya es obsoleta”. Para llegar a la instancia del acuerdo, en la localidad se hizo un relevamiento previo de la infraestructura, de lo que surgió la necesidad del recambio. El relevamiento que realizaron los técnicos de la Dpec puso en evidencia que el sistema eléctrico del alumbrado público está obsoleto y por eso no perduran las lámparas que se colocaron. En reiteradas ocasiones, la Municipalidad ha realizado compras importantes de luminarias que fueron instaladas en la vía publica, pero que en un corto lapso se quemaron producto de algún temporal o de la baja tensión. Ante ello, a partir de la dotación y colocación de los nuevos elementos, se espera lograr la solución que tanto reclaman los vecinos. “Ahora, el dinero que le corresponde a Santo Tomé, producto del convenio oportunamente firmado con el Gobierno Provincial, una vez pagado el consumo de los edificios públicos, se va a invertir en el alumbrado público. Es un sistema de compensación. El dinero que nos corresponde por el mantenimiento del alumbrado público, que no es mucho, se va a destinar a mejorar esta cuestión”, expresó el funcionario municipal.s