Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/131073
Piden más unidades y regularización

Chaco-Corrientes: nuevos reclamos por baja frecuencia

En horarios pico, se mantienen las largas filas de pasajeros para poder trasladarse hasta la vecina capital. Las demoras superan los 25 minutos.

COR160318-007F01.JPG

Las dificultades del servicio de colectivos Corrientes-Chaco persisten desde hace bastante tiempo y no logran normalizarse a pesar de las promesas de mejoras y del proceso licitatorio que culminó parcialmente. En la zona del Puerto se registraron en los últimos días serios problemas para las personas que querían cruzar a la vecina provincia, con extensas esperas y falta de comodidad durante el viaje. A la mañana se advirtió en la parada del Puerto largas filas de pasajeros esperando las unidades de las dos empresas que realizan el recorrido interprovincial. Por esta situación, cuando subían, la mayoría de los pasajeros viajaron parados por falta de espacio y la gran cantidad de usuarios que se había aglomerado allí. El tiempo de espera es de entre 20 y 25 minutos, cuando debería ser de aproximadamente 7, teniendo en cuenta que la empresa Ataco incorporó nuevas unidades. La situación, que se mantiene desde hace varios años, se agrava cuando las instituciones educativas, sobre todo la Unne, reinician sus actividades habituales y los estudiantes acuden a las diferentes carreras. Estas complicaciones para los pasajeros se dan en el medio de un proceso de normalización anunciado hace ya más de un año y que todavía no logra concluir. Es así tras una primera etapa, la licitación arrojó una empresa ganadora pero quedó una vacante que no fue cubierta por otra firma. Este segundo tramo administrativo sigue demorado y los plazos ya están vencidos. En tanto, la empresa Puerto Tirol SRL había conseguido un permiso provisorio para prestar el servicio, pero lo cierto es que la firma no comenzó a operar. De esta manera, si bien se incorporaron nuevas unidades equipadas con aire acondicionado, wifi y puertos USB, la calidad del servicio no logra mejorar y el malestar de los usuarios crece ante esta situación de incertidumbre.s