Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/131429
Cinthia Mmorain

La Casita de Arriba, un espacio para vivir, sentir y experimentar el arte

El centro cultural funciona desde 2016. Allí se realizan varias actividades.

La Casita de Arriba es un espacio donde el arte, la cultura y la vida sana se encuentran todos los días. Se trata de un sueño hecho realidad de la profesora Cinthia Morain que se encuentra ubicado en 25 de Mayo 1291. La autora de esta propuesta dialogó con NORTE de Corrientes. —¿Cómo y cuándo nació la idea de este espacio cultural? —El sueño de tener un espacio donde se aprenda y se viva la música en sus diferentes géneros y estilos, y desde allí todas aquellas actividades que tengan que ver con el arte, siempre estuvo instalado en mí desde pequeña. Pero este espacio específico nació en febrero del año 2016 y lleva el nombre de La Casita de Arriba, música y arte. Lo que debo decir es que en la búsqueda de un lugar me encuentro con una casa que se encuentra en planta alta y allí nació todo. —¿Cuál es la oferta artística que tienen? —Contamos con varias actividades, como clases de canto tanto para niños como adultos, clases de guitarra, teclado, bajo, cabaquinho, dibujo y pintura, danzas clásicas y árabes, yoga para niños y adultos, talleres para los más chiquitos (music kids) y zumba kids. Es importante destacar que todas las actividades son muy requeridas ya que los talleristas encuentran un espacio donde poder expresarse y aprender en cualquiera de estas ramas del arte. —¿Cuál es el objetivo de este espacio cultural? —Este proyecto tiene tres años de vida. Lo llevo adelante con mucha dedicación pero sobre todo con vocación y responsabilidad, porque mi único objetivo es crear un espacio donde la magia de aprender se logre habilitando experiencias directas y donde los niños puedan poner sus manos, abrir sus oídos, sus ojos, mente y espíritu al mundo que los rodea. En síntesis, darles la oportunidad de escuchar, mirar, sentir, tocar, jugar y pensar. Y, para los adultos, la idea de compartir los propios tesoros. —¿Quién es Cinthia Morain? —Una mujer que estudió en el Instituto de Música de Corrientes y luego vivió 11 años en Buenos Aires, donde conocí a grandes maestros y esto me ayudó a ampliar mi trabajo en el canto y la comedia musical; sobre todo en el trabajo que tiene que ver con los niños. De allí regresé a mi ciudad y tuve la oportunidad de crear este espacio en el que también anexé el Mundo Yogui -se recibió de instructora en la escuela integral de yoga-. Además se puede disfrutar del espacio Casamadre, un lugar para vivir terapias holísticas y talleres relacionados al tema. —¿Qué otras actividades tienen previstas para 2018? —Para este 2018 contamos con propuestas diferentes, como ferias a puertas abiertas en las que se exponen los trabajos de muchos emprendedores, como también los viernes culturales donde se encuentran músicos e invitados con los alumnos del espacio. Esta es una oportunidad para que ellos puedan mostrar su talento al público tanto en el canto como en lo instrumental. Estos encuentros se realizan en la terraza de la casa, y para julio está programada una exposición que realizará un grupo de médicos, quienes a través de las distintas ramas del arte y la creatividad logran comunicarse con la gente más allá de su profesión. Ellos expondrán sus habilidades y trabajos relacionados con sus hobbies. —¿Qué sensaciones tenés cuando mirás lo logrado? —Hoy siento un profundo agradecimiento a la vida y a los que creyeron en mi trabajo, porque cada día cuando ingreso a este lugar, siento que estoy en el lugar correcto. Estoy en paz. Es mi espacio mágico tanto para mí como para quienes tienen la oportunidad de conocerlo. Eso me hace feliz. De esta manera, la profesora y creadora de este espacio abrió su corazón y contó su experiencia a NORTE de Corrientes e invitó a los correntinos a conocer la propuesta.s