Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/131796
Rechazan extraditarlo por rebelión

La justicia alemana liberó a Carles Puigdemont bajo fianza

La audiencia territorial de Schleswig-Holstein desechó este jueves el delito de rebelión en la petición de extradición a España.

COR060418-015F01.JPG

La justicia alemana decretó ayer liberar bajo fianza para el ex presidente catalán Carles Puigdemont, tras estimar que su eventual extradición a España no puede hacerse bajo la acusación de rebelión, sino solamente de malversación de fondos, un revés para las autoridades españolas. El tribunal del estado de Schleswig-Holstein, donde está encarcelado el líder independentista desde hace unos diez días, decidió seguir examinando la petición de extradición de España, pero rechazó la principal acusación que aparece en la orden de detención europea recientemente reactivada por Madrid. Así, la corte alemana considera que los hechos de “rebelión” de los que se acusa a Puigdemont por la organización del referéndum sobre la independencia de Cataluña en octubre no pueden mantenerse en virtud del derechos alemán, pues eso implicaría que Puigdemont se hubiera declarado directamente culpable de hechos de violencia. El tribunal “considera que una extradición por motivo de rebelión no es admisible”, indicó en un comunicado. Solamente el delito de malversación de fondos públicos, que supuestamente habrían sido destinados a organizar el referéndum ilegal de independencia, puede ser retenido para una posible entrega a España. La jurisdicción ordenó en consecuencia la puesta en libertad de Puigdemont bajo control judicial, condicionándola al pago de una fianza de 75.000 euros, a la espera del examen más detallado de la solicitud de extradición por malversación de fondos. De momento no se dieron detalles sobre cuándo saldrá de la prisión de Neumünster, en el norte de Alemania, el líder independentista. La sentencia supone un revés para la fiscalía alemana, que había pedido el martes el mantenimiento en detención de Puigdemont y había reconocido la validez en derecho alemán tanto de la acusación de “rebelión” como de la de “malversación de fondos” de los que lo acusa la justicia española.s