Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/131797
Condenado a 12 años

Lula no consiguió apoyo de la Corte y quedó a un paso de ir a prisión

El máximo tribunal de Brasil negó el habeas corpus al ex mandatario. El juez Moro ordenó su captura y tiene plazo hasta hoy para entregarse.

Partidos, analistas y mercados evaluaron ayer las consecuencias de la decisión de la corte suprema de dar luz verde a la detención del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, figura emblemática de la izquierda y favorito para las elecciones de octubre. El ex líder sindical de 72 años, cuya figura divide profundamente al polarizado Brasil, aún no ha reaccionado al fallo emitido de madrugada por el Supremo Tribunal Federal (STF). Pero su fuerza política, el Partido de los Trabajadores (PT), colgó en las redes un discurso de un reciente mitin en el cual Lula proclamaba: “Quieren encarcelarme para callar mi voz, pero hablaré por la voz de todos ustedes. Quieren encarcelarme y ponerme en una celda para que no pueda caminar, pero caminaré con las piernas de todos ustedes”. Condenado a 12 años y un mes de cárcel por haber recibido un apartamento de lujo de una constructora que buscaba obtener contratos en Petrobras, Lula tiene plazo hasta hoy para entregarse a la Justicia. De hecho, ayer el juez Moro ordenó su detención. Aunque sus abogados entienden que deben agotarse hasta los últimos recursos legales formales. Aunque su candidatura -que el PT ha dicho que defenderá “hasta las últimas consecuencias”- solo debería ser invalidada a partir de agosto por la Justicia electoral, que impide participar en comicios a personas condenadas en segunda instancia. Eso podría permitir que Lula, paradójicamente, pudiera hacer precampaña entre rejas. “La principal cuestión es saber lo que el fallo [del STF] significa para las elecciones. No está claro a dónde irán los votos de Lula. Pero vale la pena apuntar que Lula tendrá probablemente más dificultades en transferir sus votos a un candidato de izquierda desde la cárcel que si estuviera en actos de campaña”, escribió la consultora Capital Economics en una nota de análisis. “Pero lo más importante es que incluso con Lula fuera de la carrera, los candidatos promercado aún están a la zaga en las encuestas”, agregó. Los mercados celebraron sin euforia el golpe asestado a quien tiene de 36% a 38% de intenciones de voto.s