Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/131895

Bitrenes, urgencia y seguridad

¿Cuánto más se tardará ahora con estos vehículos en ruta?; ¿Qué medidas de seguridad extra se aportará ante la presencia de vehículos poco habituales en ese espacio de ruta?

La próxima habilitación nacional para la circulación de bitrenes (portentosos camiones con más de 20 metros) por las rutas del país debería generar un debate respecto al impacto que tendrán.

La información brindada desde Vialidad Nacional da cuenta de la decisión, con detalles técnicos para desmenuzar. La Dirección de Vialidad Nacional habilitará a mediados del corriente mes, 13 mil kilómetros de red vial para la circulación de bitrenes largos -de hasta 25,5 metros-, que en una primera etapa contará con dos corredores centrales: el Industrial de la Ruta Nacional 9, que une Campana con Córdoba, y el Forestal, desde Zárate hasta el Puerto de Posadas. Se trata de los corredores seguros para la circulación de nuevos camiones que reducirán los costos logísticos para las economías regionales. Los bitrenes y las nuevas configuraciones, autorizadas por el Gobierno nacional a través de la nueva reglamentación de la Ley de Tránsito (32/2018), buscan aumentar la productividad y mejorar la seguridad en las rutas. En un comunicado de prensa recordaron que desde enero pasado pueden circular por rutas nacionales cinco unidades nuevas que aumentan la capacidad de carga en un 20% (las llamadas “escalables”). También pueden hacerlo en los más de 42 mil kilómetros de rutas nacionales los bitrenes cortos, de hasta 20,4 o 22,5 metros dependiendo del tipo de carga. A medida que concluyan las obras previstas dentro del Plan Vial Federal, se irán habilitando nuevos tramos de autopistas y rutas seguras para la circulación de bitrenes largos, informaron desde el Ministerio de Transporte. De acuerdo a los datos brindados, el tramo entre Paso de los Libres y Posadas es uno de los habilitados por las autoridades. Sin autovía, y una ruta que hasta hace poco más de una década era denominada “de la muerte”, los temores vuelven a aparecer. Los 345 kilómetros que unen ambas ciudades, se pueden transitar en poco más de cuatro horas, en condiciones normales de flujo vehicular y condiciones climáticas. Ahora bien, ¿cuánto más se tardará ahora con estos vehículos en ruta?; ¿qué medidas de seguridad extra se aportará ante la presencia de vehículos poco habituales en ese espacio de ruta? A ambas preguntas se podrán agregar unas cuantas más, teniendo en cuenta que de acuerdo a una primera impresión, estos verdaderos paquidermos mecánicos irrumpirán sin más dentro de poco en esa zona. Claro está que una vez que ingresen a la autovía José Gervasio Artigas (desde Paso de los Libres y hasta Zárate), la cuestión se minimizará, teniendo en cuenta que los cuatro carrilles (dos de ida, y los otros de regreso) alivian el tránsito. Está claro en todo esto que el Gobierno nacional busca una salida más rápida de la producción forestal de la zona y lo hace con la medida más rápida que tiene a mano, aunque no sea la más conveniente, por donde se lo mire. La seguridad se verá afectada y mas allá de que se adopten medidas al respecto, como vehículos anexos al bitren, y el estado de la calzada verá disminuir su vida útil al tener que soportar un peso superior al establecido en su construcción. Y aquí otro interrogante que deja la cuestión: ¿por qué el Ministerio de Transporte no agilizó la recuperación del tren Urquiza en ese tramo? Es, por lógica, la medida más acertada en todo sentido. La habilitación de los bitrenes se parece mucho a un parche en la demanda del transporte, que a una medida de fondo.s