Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/132155

Incipiente ola de protestas por tarifas

En 9 de julio, según informó la publicación, los casos más resonantes son el de una cadena de supermercados que deberá abonar 600 mil pesos de luz, o bien una panadería que tendrá que pagar una factura de 79 mil pesos.

El fuerte incremento en las tarifas de los servicios públicos generó en las pequeñas ciudades del país un ola de reclamos por parte de los usuarios. En Corrientes, por caso, la situación se da desde hace un par de semanas en San Luis del Palmar y Curuzú Cuatiá, con incipientes actitudes de protesta en otras localidades.

En el resto del país la situación es similar. En la localidad bonaerense de 9 de Julio, autoconvocados comenzaron a juntar firmas para que “se retrotraiga el cuadro tarifario vigente”, informó el diario La Verdad. El matutino indicó que “incentivados por lo ocurrido en Saladillo y en Exaltación de la Cruz, donde los vecinos lograron incluir la queja por los tarifazos en los temarios de los concejos deliberantes, el grupo autoconvocado de 9 de Julio busca también que el jefe comunal de Cambiemos, Mariano Barroso, los escuche e intervenga en el debate”. En 9 de Julio, según informó la publicación, los casos más resonantes son el de una cadena de supermercados que deberá abonar 600 mil pesos de luz, o bien una panadería que tendrá que pagar una factura de 79 mil pesos. Los movilizados piden que se decrete la Emergencia Energética y que la cooperativa local Mariano Moreno baje los costos del servicio. Allí, locales de Cambiemos presentaron un proyecto en el que piden la Readecuación de Cuadro Tarifario en el distrito. “La readecuación del cuadro tarifario llevado adelante por la Provincia, sigue marcando y atenuando la gran diferencia entre los valores de distribución entre el interior y centro de la provincia”, expresó la iniciativa de los ediles oficialistas. El proyecto de resolución señaló que “debido al nuevo cuadro tarifario que rige en la Provincia de Buenos Aires, establecido por el Gobierno Nacional y llevado adelante por las distribuidoras que operan en la provincia, se solicita readecuar los valores de producción y distribución de energías, subsidiados y congelados por más de diez años que generó el atraso y las dificultades financieras que por décadas vivieron las cooperativas de la región”. En la localidad bonaerense de Azul se desarrolló una protesta para reclamar contra aumentos “desmedidos” en facturas de luz, agua y gas. Juan Carlos Mingarro, impulsor de la convocatoria explicó al diario El Tiempo: “Hubo mucha gente, sobre todo muchos jubilados, que forman parte de un grupo que la está pasando muy mal en este momento, muchos de los cuales se privan de varias cosas por meterse temprano a la cama para no seguir gastando la plata que no tienen”. “Realmente demostramos que Azul está en una situación bastante caótica en cuanto a los servicios. Hay mucha gente que se está dando cuenta ahora de esto, con la llegada de las primeras facturas con uso de verano y de principio de invierno”, afirmó Mingarro. En Mendoza, diez legisladores provinciales peronistas propusieron declarar la emergencia tarifaria y retrotraer los aumentos a noviembre de 2017. Argumentaron que “en dos años el agua subió 117%, el transporte público 314% y la luz 600%”. Sin dudas el aumento de los servicios fue el mayor golpe al bolsillo de los asalariados en los últimos años, y desde esa acción es que el Gobierno recibe la principal nota negativa que puede mellar las intenciones políticas de proseguir en el poder. Aún resta mucho, sin embargo, para que la protesta cobre masividad. Es el reclamo ciudadano la principal fuente de preocupación de cara a la intención oficialista, la que sin embargo no es capitalizada por la oposición que se encuentra enfrascada en luchas intestinas. s