Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/132166
Complejo habitacional en Capital

Con plan acotado, el Invico prepara la primera entrega de viviendas del año

El martes realizarán un ensayo del sorteo y asignarán el número a cada una de las 6.127 familias empadronadas.

La última semana de abril se realizará el sorteo de las 200 viviendas que se construyeron en el barrio José María Ponce y 6.127 personas participarán del mismo. Aunque posibilitará que un grupo de familias tengan acceso al techo propio, el problema habitacional en Corrientes no está pronto a resolverse. El Instituto de Vivienda de Corrientes (Invico) realizará el martes un ensayo del sorteo de las viviendas en la sede de Lotería Correntina para ajustar detalles del mismo y asignar el número correspondiente a cada familia empadronada. “El martes vamos a hacer un ensayo del sorteo para ver todos los detalles. Si el resultado es positivo ya vamos a asignar el número de orden de las personas que se encuentran en el padrón”, comentó a NORTE de Corrientes el interventor del Instituto de Vivienda de Corrientes (Invico), Julio Veglia. “Queremos que esté todo listo para el sorteo porque se sortea por un lado los beneficiarios, después la ubicación de las viviendas y todo eso lleva una serie de cuestiones y tecnicismos a definir. El ensayo es para que todo salga bien”, agregó. La entrega de las unidades habitacionales se realizará en mayo, dependiendo de la “disponibilidad del Gobernador y de funcionarios nacionales”. Las viviendas están terminadas pero se realizan las obras de cordón cuneta y ripio. En la zona además se encuentran los barrios Ponce tradicional, Salvador Miqueri, Néstor Kirchner, las 25 Viviendas del Procrear y una zona de asentamiento que comenzará a ser mejorado, además, se construye la Comisaría 22ª. El nuevo complejo habitacional será el primero en contar con energía solar térmica doméstica. La construcción se realizó mediante el Programa Federal de Construcción de Viviendas -Techo Digno y Fonavi- a través de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda. En Corrientes, la necesidad de una casa se amplía año a año. El difícil acceso al crédito hipotecario, la falta de reactivación de programas destinados a la construcción y los requisitos para la inscripción en el Invico son algunos de los mayores obstáculos del sueño de la casa propia. Aunque desde 2010 hasta el año pasado se entregaron 1.100 viviendas, éstas alcanzaron sólo al 4,4 por ciento de los inscriptos en el Invico en Capital. Son alrededor de 45 mil familias las que esperan una casa en la provincia, de esa cantidad el 40 por ciento corresponde a habitantes de la ciudad de Corrientes.s