Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/132583

Más trabajadores registrados

En esa serie de reducción del empleo público también se puede observar el dato desestacionalizado, el cual marca que la baja de puestos de trabajo fue de 14.900 en comparación con enero, equivalente al 0,5% de la plantilla.

La cantidad de trabajadores registrados en la economía aumentó 1,8 por ciento anual en febrero hasta alcanzar las 12.312.200 personas, a pesar de que el sector público redujo su plantilla respecto de enero tras la entrada en vigor del Pacto Fiscal.

Según datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) revelados este miércoles por el Ministerio de Trabajo, en febrero hubo 216.300 empleos registrados más que en el mismo mes del año anterior. En el segundo mes del año se observó, no obstante, una caída de 32.300 empleos en comparación con enero, lo que representó una reducción del 0,3 por ciento de la plantilla total de trabajadores en esa condición. El dato desestacionalizado (que suprime los movimientos tradicionales de las variables) indica que la baja fue de 8.800 empleos, por lo que el recorte contra enero fue del 0,1 por ciento. Si se analizan sólo los datos del sector público se observa que en febrero hubo una supresión de 35.300 empleos en comparación con enero, equivalente al 1,1% de la plantilla total que tienen los estados nacional, provinciales y los municipales. En esa serie de reducción del empleo público también se puede observar el dato desestacionalizado, el cual marca que la baja de puestos de trabajo fue de 14.900 en comparación con enero, equivalente al 0,5% de la plantilla. El subsecretario de Empleo, José de Anchorena, explicó en rueda de prensa que “una parte” de la baja del empleo público en el segundo mes del año responde a que en enero entró en vigor el denominado Pacto Fiscal entre el Gobierno nacional y las provincias. Ese Pacto tenía entre sus objetivos reducir el grado de crecimiento del empleo público o directamente la supresión de puestos de trabajo en las áreas donde en las que cada administración detectaba “sobrepoblación”. Para De Anchorena, la baja en el empleo público responde más a lo que está sucediendo en las provincias dado que las gobernaciones y las intendencias son responsables del 75 por ciento de esa mano de obra. En el sector privado, la plantilla de trabajadores aumentó 1,6% anual en febrero con unos 139.400 nuevos puesto de trabajo, y no mostró variación respecto de enero, alcanzando los 6.304.500 puestos totales. Ese crecimiento estuvo integrado por unos 77.900 empleados en relación de dependencia (+1,3 por ciento); 48.500 monotributistas (+3,2 por ciento); y 24.200 trabajadores de casas particulares (5,3 por ciento). La cantidad de trabajadores registrados como autónomos en el sector privado cayó 2,8 por ciento anual, equivalente a unas 11.200 personas; y los monotributistas sociales crecieron 11,3 por ciento, equivalente a 43.000 personas. De los catorce sectores de la economía analizados para este informe, el empleo creció en diez en la comparación anual, con tasas de entre 0,3 y 9,1 por ciento; y cayó 1,4 en industria, 0,1 en agricultura; 0,8 en minería; en intermediación financiera hubo estancamiento. De Anchorena dijo que el Gobierno cree que la economía puede “generar muchos más empleos”, aunque para eso se necesitan “que se aprueben” en el Congreso “todos las propuestas realizadas por el Ejecutivo”, como el blanqueo y la Reforma Laboral. s