Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/132853

Recuperar la fe en la verdad

Adepa llamó a preservar el valor del periodismo profesional y de la propiedad intelectual frente a las crecientes controversias relacionadas con las redes sociales y otras plataformas de internet.

Corrientes conmemoró ayer la festividad de la Cruz de los Milagros, episodio que remite a la fundación de la ciudad y que vinculado a la fe cristiana se ha convertido, con el paso del tiempo, en un sello de identidad de los habitantes de este suelo. Los correntinos, bautizados con los ritos católicos o no, practicantes de distintos cultos, invariablemente abrevan en ese pasaje de la historia sin reparar en polémica alguna para definir el punto de partida de la construcción de nuestra comunidad que ya aquilata 430 años de vida. Aquel acto, real o ficticio que no viene al caso intentar develar hoy, forjó en el sedimento de los siglos una verdad inconmovible: Corrientes nació, se acentuó y expandió al influjo de la Cruz. La convicción por prevalecer en una tierra inhóspita que tuvo aquel pueblo, mixtura de españoles y criollos en una primera etapa, que luego terminó cruzándose con los nativos para dar una nueva estirpe, fue acaso la fe imanente que dio fuerza -como una suerte de sincretismo- al Milagro de la Cruz. Por sobre la leyenda del madero de urunday resistente al fuego hay una verdad, que es una certificación de la fe que tuvieron los fundadores y que permitió que el páramo a orillas de donde el río Paraná hace un codo se constituyera en ciudad.

Así, cada 3 de Mayo los correntinos en general rinden tributo a aquel episodio que complementa el festejo por el cumpleaños de la Antigua Ciudad de Vera de las Siete Corrientes. No es casualidad que se reivindique la fe y por lo tanto emerja como verdad aquello que el pueblo ha construido como historia propia, ayer volvió a suceder en una celebración multitudinaria que reunió a vecinos y autoridades. A la par de la festividad doméstica, a nivel mundial se conmemoró el Día de la Libertad de Prensa, asunto que también importa (o debería) a los correntinos, puestos que la celebración internacional estuvo enmarcada en una campaña por enaltecer la verdad, principio liminar del periodismo. Con el lema “periodismo profesional, el mejor antídoto contra las noticias falsas”, medios gráficos, digitales y televisivos argentinos se manifestaron en defensa del periodismo profesional en las plataformas tecnológicas. La campaña, impulsada por la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa), se posicionó en las portadas de los medios informativos de todo el país, y fue el tema más comentado en redes sociales a lo largo de toda la jornada, con los hashtag #periodismoprofesionalSI y #noticiasfalsasNO. A través de esta acción, Adepa reclamó que las redes sociales y los buscadores no confundan la información periodística de calidad -que cuenta con la figura del editor responsable-, con la propalación de noticias falsas. “Aun en redes sociales y plataformas tecnológicas el periodismo profesional sigue teniendo editores que responden por lo que publican. La libertad de prensa implica que el periodismo profesional sea reconocido por las plataformas digitales”, destacó la entidad. La campaña es la primera de una serie de acciones de los medios argentinos tendientes a preservar el valor del periodismo profesional y de la propiedad intelectual frente a las crecientes controversias relacionadas con las redes sociales y otras plataformas de Internet. Como se recordará, a principio de abril un conjunto de medios se reunieron para comenzar a analizar estrategias ante el escenario planteado por la difusión de noticias falsas, el uso indebido de contenidos de terceros o la manipulación de bases de datos. Cimentar la verdad como un valor, recuperar la fe en ese paradigma es el desafío para los periodistas de estos días, compelidos a trasmitir esa misma convicción a la opinión pública. Acaso, hay que imbuirse de la templanza de nuestros fundadores, para prevalecer en la verdad.s