Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/132935

Inflación: la peor de Sudamérica

Paraguay no tuvo inflación en marzo (fue 0%) y acumuló 1,1% en el primer trimestre: Argentina sumó 6,7% y podría llegar a 9% con abril.

Por cada 10% de devaluación del peso, podría haber 1,2 puntos de inflación adicional. La advertencia la dio el banco de inversión estadounidense Morgan Stanley, que señaló que la Argentina está “navegando por aguas turbulentas”. Las calificadoras han comenzado a reformular las notas que le ponen al país, pese a que el gobierno de Cambiemos y sus usinas informativas sostienen que Wall Street respalda las medidas adoptadas por el presidente Mauricio Macri, desde los tarifazos hasta el plan de contingencia que anunció el viernes el ministro Nicolás Dujovne para aplacar la volatilidad del mercado cambiario que disparó el valor del dólar. En ese marco, el ministro reafirmó la meta de inflación anual, fijada en 15%. Resulta difícil de creerlo, especialmente porque en apenas tres meses ya se acumuló el 6,7% de inflación lo que equivale al 44% de ese pronóstico oficial.

Peor aún, si se cumple el salto inflacionario previsto para abril (el dato oficial se conocerá la próxima semana), el acumulado de los cuatro primeros meses rozaría el 9%, es decir que se habrá consumido el 60% de la proyección inflacionaria de Sturzzenneger/Dujovne/Macri. Por efecto de los tarifazos en los servicios públicos, estiman que la inflación de abril rondará el 2,5%, todavía no se sabe con precisión, pero no estará muy lejos de esa cifra. De cualquier manera el comportamiento inflacionario de la Argentina es el peor de la región. Excluyendo a Venezuela, que está descalificado (por razones obvias) para cualquier tipo de comparación, la Argentina tiene el peor registro de inflación en Sudamérica. Al lado de Brasil, Perú, Chile que en el primer trimestre del año 2018 no llegaron a 1 punto de inflación, el derrotero de la Argentina (con 6,7) es preocupante, y en cierto modo vergonzoso. Paraguay es mejor ejemplo que nuestro país, en marzo no tuvo inflación. El marcador del mes cerró en 0%. A propósito de los vaticinios del gobierno de Macri, por boca de su ministro Dujovne, resulta esclarecedor parangonar la situación inflacionaria de los países vecinos, paradigmático es el caso de Bolivia, que en enero tuvo una inflación del 0,3% y se fijó una meta anual del 4,4% según informó el estatal Instituto Nacional de Estadística (INE). El año pasado (2017) la administración de Evo Morales cerró con una inflación global del 2,7%. NORTE de Corrientes decidió revisar la evolución de Índice de Precios al Consumidor en los países sudamericanos y el resultado es asombroso pues marca una distancia significativa. El acumulado de inflación en el primer trimestre del año es el siguiente: Ecuador 0,4%; Brasil 0,5%; Perú 0,5%, Chile 0,7%; Paraguay 1,1%; Colombia (a febrero) 1,3%; Uruguay 3,7%. Como se hizo notar más arriba, en la Argentina la acumulación de inflación fue de 6,7% desde enero a marzo. Con abril llegaría al 9%. ¿Sobre la base de qué parámetros el Gobierno define la meta anual del 15%? Evidentemente está midiendo mal o está gestionando equivocadamente porque todo indica que nuevamente se habrá de sobrepasar la proyección oficial. Las consultoras y analistas especializados anticipan que a este ritmo la inflación anual será del 21 al 23% y hay razones de sobra para darle crédito a ese pronóstico oficioso. La disparada del dólar, en los últimos días, constituyen una señal en ese sentido; el peso se devaluó casi 7% en la semana que acaba de terminar y lleva casi 15% desde que comenzó el año. Frente a estos números resulta iluminadora la advertencia del banco Morgan Stanley: “por cada 10% de devaluación sube 1,2 puntos la inflación”. El viernes, luego del cimbronazo, el dólar cerró a $22,28, pero casi nadie espera que se estacione a ese nivel. El objetivo -del mercado- es un dólar más cercano a los $25. Ergo: más devaluación.s