Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/133126
De aprobarse, vetarán la iniciativa

La oposición dio media sanción al proyecto para retrotraer el aumento

Con 133 votos a favor, 94 en contra y 3 abstenciones, un frente aliado obtuvo su victoria tras varios intentos.

COR110518-018F01.JPG

Los bloques opositores de la Cámara de Diputados consiguieron el jueves por la noche la aprobación y el consecuente pase al Senado del proyecto para atenuar las subas en las tarifas de los servicios públicos, en una sesión cargada de acusaciones cruzadas entre las bancadas peronistas y el oficialismo. El conglomerado opositor reunió 133 votos, en tanto que 94 diputados se expresaron en contra y se registraron tres abstenciones El massismo, el kirchnerismo y el bloque referenciado en los gobernadores peronistas aportaron la mayoría de los votos a favor del proyecto de reforma; en tanto que Cambiemos votó en contra y la bancada de Martín Lousteau se abstuvo. El proyecto deberá ser analizado ahora por el Senado, donde el presidente de la bancada peronista, Miguel Pichetto, anticipó que será debatido en el recinto dentro de dos o tres semanas; más allá del veto a la iniciativa anunciado por el Poder Ejecutivo. En una sesión especial que se extendió por más de 10 horas, los cruces tuvieron como eje central la herencia recibida por el Gobierno en materia energética de parte del kirchnerismo y la potestad del Congreso para anular los aumentos tarifarios implementados por la administración del presidente Mauricio Macri. El proyecto impulsado por la oposición retrotrae las tarifas a diciembre del 2017 y establece que, en el caso de los usuarios residenciales se puedan actualizar con base en la variación salarial, y en el caso de las Pymes, con base en el índice de precios mayoristas del Indec. Uno de los puntos centrales del despacho establecía la rebaja del 50 por ciento del IVA, pero se eliminó ante la resistencia de los gobernadores que no querían perder recursos de un tributo clave que es coparticipable entre la Nación y las provincias; lo que sirvió para retener los votos necesarios para imponer el proyecto. El debate fue abierto por el presidente de la comisión de Obras Públicas, Sergio Ziliotto (PJ), quien señaló que “queremos aportar para beneficio a la gente” y aseguró: “No somos desestabilizadores, ni irresponsables ni golpistas ni demagogos como se nos ha tratado de encuadrar: somos los mismos que fuimos partícipes de la mayoría de los consensos de esta cámara”. En el mismo sentido, su compañero de bloque, Diego Bossio recalcó: “No somos golpistas ni desestabilizadores ni estamos discutiendo gobernabilidad, sino los problemas que tienen los argentinos con el aumento de las tarifas”.s