Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/133227
Mucho interés y pocas ventas

Artesanos y emprendedores trabajaron en vivo y conquistaron al público

Más de 500 estands en el Parque Mitre exhibieron sus creaciones. El diseño local y las comidas típicas marcaron la diferencia.

Este fin de semana se llevó a cabo un encuentro de artesanos y emprendedores de la región en el predio del parque Mitre. Si bien las ventas no fueron las esperadas, desde los distintos estands aprovecharon para mostrar su producción, generar nuevos contactos y vínculos estratégicos. NORTE de Corrientes recorrió el predio, donde se destacó la gastronomía local entre las que se pudieron encontrar: mbapy, arroz con pollo, pastelitos, empanadas, tortas fritas, mandioca frita, pastafrola y chipá mbocá. “Vendimos bastante, la gente viene a pasear y se lleva algo para ir comiendo por el camino, tanto sábado como domingo vendimos mucha comida para el almuerzo, por los bajos costos”, contó Mariana, una de las emprendedoras consultadas por este diario. La particularidad de la muestra es que varios de los artesanos y emprendedores en su mayoría realizaban sus creaciones y quehaceres frente a la gente, compartiendo saberes y poniendo valor agregado a los productos que fabrican con sus propias manos, y muchos de ellos como herencia familiar. Jóvenes con telares, donde fabricaban pulseras, talladores en madera, una familia chaqueña retapisando muebles y hasta una artesana armando alpargatas para bebés fueron parte de las escenas que se podían encontrar en el predio. Este medio entrevistó a dos artesanos y emprendedores que mediante su esfuerzo lograron convertir aquello que amaban en el sustento familiar. Susana Vendler es una de ellas, desde los 14 años aprendió el arte de hacer alpargatas, de la mano de su padre Gerardo, quien aseguró que fue el primero en fabricar este producto en la provincia. “Mi papá me enseñó todo, el hacía alpargatas de tela de avión y suela de caucho, para que sean económicas y aguanten el trabajo en los campos de algodón”, contó. Diseñadora de indumentaria, decidió tomar lo aprendido y volcarse a la fabricación artesanal de alpargatas, para bebés de entre 15 días y 2 años. “Me llevó tres años perfeccionar el producto, porque el pie de cada bebé es diferente”, explicó, y destacó que es la única que las fabrica. Con calidez, la mujer cuenta la dedicación que le pone, y remarcó que la gente le compra mucho. “Estoy todos los domingos en el paseo de Punta Tacuara, allí muchos turistas me compran para llevar como recuerdo de Corrientes”, resaltó. Además, la artesana realiza indumentaria de estilo gauchezca para niños, todo en forma manual. El crecimiento de la producción la llevó hace algunos años a crear su marca: Teuton, la cual está próxima a patentar, convirtiéndose así en una prospera emprendedora. Recorrer la feria es encontrar historias de sacrificio, donde el amor por el arte es la principal fuerza movilizante. Ese es también el caso de Emiliano, un hombre que llegó desde Esquina y que contó que desde hace 20 años trabaja con la gubia y la maza, con las cuales realiza tallados en algarrobo. Ayer el artesano realizaba una tabla a pedido, mientras sin sacar los ojos de la misma charlaba con este matutino. Remarcó que ser artesano y vivir todos los días haciendo lo que ama, y que aprendió durante años, es una suerte que no tiene cualquiera. s