Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/133264
La negligencia y la violación de las normas

Al Pediátrico ingresan hasta tres niños por día a causa de accidentes viales

Aumentó un 20%, con respecto al año pasado, la cantidad de atenciones por esta problemática. La mayoría circulaba en motocicleta.

Los siniestros viales se registran a diario en la ciudad, y ya no es novedad que cada fin de semana el hospital General San Martín se colme de accidentados, pero la preocupante problemática también se registra en el Juan Pablo II, que reciben una atención diaria de hasta tres niños, con lesiones producidas cuando circulaban por las calles o rutas de Corrientes, a bordo de automóviles, motocicletas o bicicletas. La cantidad de chicos lesionados atendidos en lo que va del año registró un incremento del 20 por ciento con respecto a igual tiempo de 2017. Por ello, desde el nosocomio infantil llaman a los padres a tomar conciencia y la responsabilidad al conducir, dado que ponen en riesgo la vida de los más pequeños de la familia. La mayoría de los niños que ingresan a la guardia -con lesiones de todo tipo (desde excoriaciones hasta rotura de miembros, golpes en la cabeza, daños en órganos internos, entre otros)- circulaban en moto con sus padres u algún otro familiar mayor de edad. “Nosotros lo llamamos la moto de todos los días, porque recibimos de uno a tres niños accidentados por día”, señaló la jefa del Servicio de Emergencias del Pediátrico, Graciela Casella. “El 99% de los niños viajan entre los padres o adelante, y cuando la moto colisiona contra algo, el chico se fractura la cadera. Eso es lo más común”, agregó. “Muchas veces van con más de un niño en la moto. Eso es gravísimo, ya que el niño es muy lábil y es el primero que se va a caer y golpear, porque no se puede sostener. El adulto más o menos intenta contenerse en una colisión; el niño vuela”, marcó Casella a LT7. Aunque las cifras mermaron con respecto a años anteriores, en la actualidad existe un incremento que preocupa. En 2017, desde el 1 de enero hasta el 11 de mayo, fueron atendidos 245 niños por siniestros de motos. En el mismo período de 2018 fueron 285 los ingresados, casi un 20% más. Por año suelen registrarse alrededor de 500 atenciones por heridas generadas en choques y caídas. Lo más lamentable es que muchos de los que se internan en terapia intensiva quedan con secuelas gravísimas, y peor aún neurológicas o pulmonares, por lesiones del bazo y con extirpación inclusive de ese órgano. “Hay un caso del que no me voy a olvidar más: una beba de 11 meses, que iba con sus padres en moto por la ruta. La mantita fue absorbida por la rueda de la moto y terminó amputando la pierna de la niña. Esa imagen no la voy a olvidar nunca”, contó la médica. Circular en motocicleta con chicos sin protección es peligroso desde todo punto de vista, ya que ni siquiera hace falta que se produzca un choque, con un simple frenado abrupto el niño puede caerse y sufrir traumatismos severos de cualquier tipo, que lo pueden llegar a afectar de por vida. “Un niño jamás debe viajar en moto con sus padres, si es menor de 12 años. Y si es mayor de 12, debe subir con casco. No debe ir más de un niño, y la moto no es regalo de 15, porque a esa edad son niños, no saben de riesgos o peligros. Eso es darle un arma, no un regalo”, señaló.

COR150518-007F01.JPG

Transgresión

La moto es uno de los tipos de transporte más comunes y se ha convertido en la forma más práctica y económica para movilizarse. De acuerdo con la ley nacional de tránsito, no pueden circular más de dos personas en una moto ni más de una en los ciclomotores. La disposición es continuamente transgredida y es habitual observar en las calles de la capital que un adulto traslade en moto a dos o más menores. Es un medio muy empleado para llevar los niños a la escuela, por ejemplo. A veces viajan la pareja y dos o tres hijos. Esto no se trata de una simple transgresión a las normas de tránsito, sino de la puesta en riesgo de la vida propia, de los hijos y de terceros. Los controles no se hacen notar.s