Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/133272
Justicia de Santiago del Estero

Pena de 25 años de prisión a hombre que mató a machetazos a embarazada

El hecho ocurrió en 2015 y fue presenciado por 9 hijos de la víctima. El motivo del sanguinario ataque era una deuda de $ 1.000.

COR150518-026F01.JPG

Un hombre de 41 años fue condenado ayer a 25 años de cárcel en la ciudad de Santiago del Estero, acusado de haber asesinado de varios hachazos a una mujer embarazada en presencia de nueve hijos de la víctima, ultimada en julio de 2015, consignó ayer un despacho de la agencia de noticias Télam. La sentencia fue dictada por el Tribunal Oral de la capital provincial, integrado por los camaristas Rosa Margarita Piazza de Montoto, José Luis Guzmán y Luis Eduardo Achával. Los magistrados consideraron acreditada la autoría del hecho, por lo que condenaron a Martín David Quisbert, de 41 años, por el homicidio de María del Valle Corvalán, de 43. El hecho ocurrió el 13 de julio de 2015 en una vieja casona de la calle Antenor Álvarez al 900, del barrio Juan Domingo Perón, de la localidad de La Banda, ubicada a 7 kilómetros de la capital santiagueña. En el lugar, Quisbert le exigió a la víctima el pago de 1.000 pesos por una deuda en el alquiler de la vivienda en la que vivía con sus hijos, y, ante la negativa de la mujer, reaccionó violentamente y la mató de varios hachazos. Según determinaron los investigadores, al momento del crimen la mujer estaba acompañada por sus nueve hijos, que observaron cómo el hombre atacaba a su madre. En la última audiencia, y tras escuchar los alegatos de la fiscal Marta Elena Ovejero, que pidió prisión perpetua, y de sus abogadas defensoras, Cecilia Pintos y Mercedes Ibarra, que interpretaron que Quisbert debía ser condenado por homicidio simple, el acusado manifestó que no tenía nada que decir. Finalmente, el tribunal oral condenó a Quisbert a 25 años de prisión por “homicidio simple”, en una despoblada sala de los tribunales de Santiago del Estero. El sujeto permanecerá detenido hasta que la condena queda firme, lo que dependerá de si la fiscalía apela la sentencia, ya que el monto de la pena ni calificación fue la solicitada en la instancia de dar sus alegatos. Quisbert fue retirado de la sala custodiado por personal policial y penitenciario, siendo trasladado a la unidad carcelería donde permanece alojado desde que fue procesado por el hecho ocurrido hace más de dos años. s