Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/133287
Tras un año de inacción

La Comuna construye ducto provisorio en el hundimiento de la avenida Romero

Parte de la obra será afrontada por el ejecutivo municipal, hasta tanto se pueda avanzar con la reconstrucción total.

COR150518-006F01.JPG

La Comuna comenzó con obras en la zona de la avenida Jorge Romero, la cual estaba abandonada desde hace un año, momento en el que el ducto se desplomó el 25 de abril de 2017. Fue el intendente quien explicó que en la zona se colocará un ducto provisorio hasta tanto se pueda avanzar con las obras de reconstrucción total. Los vecinos vieron con agrado la llegada de operarios y camiones a la zona, tras un año de inacción el lugar comienza a tener una esperanza de mejora. El hundimiento ocurrió en abril, en junio la Intendencia del ex titular comunal cambia en la capital, y en agosto desaparecieron los obreros que realizaban tareas de contención en el lugar. La nueva administración llegó en diciembre y, según explicaron las fuentes consultadas por NORTE de Corrientes, se comenzó a trabajar en un proyecto para transferir las obras de reconstrucción al Gobierno provincial. Hace algunas semanas este medio regresó a la zona para dialogar con los vecinos, quienes mostraron el avance del cráter y como el mismo comenzaba a afectar las estructuras de las viviendas linderas. Ayer el intendente adelantó que los trabajos que se realizarán en la zona consisten en la colocación de un ducto provisorio en el lugar. Vale destacar, que las obras de recambio total son millonarias, y -según las cifras dadas el año pasado- superarían los 200 millones de pesos y, por lo que se debería solicitar financiación para hacer frente al gasto. Ayer este medio recorrió la zona y los vecinos destacaron que la llegada de operarios les brinda tranquilidad, ya que la situación con cada lluvia se iba agravando. “La vereda que da a la puerta de mi casa hace dos semanas terminó de caerse, para cruzar para el otro lado tenía que dar la vuelta, y sentimos que en cualquier momento nuestra casa termina adentro del pozo”, explicó uno de los vecinos que, desde hace un año, ve como el cráter se agranda poniendo en serio riesgo su vivienda. Según pudo confirmar este diario, se harán tareas de contención y relleno -además de la instalación del ducto provisorio- hasta tanto se pueda avanzar con las obras definitivas sobre la avenida. El objetivo es evitar que la situación en el lugar continúe generando problemas y complicaciones mayores. s