Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/133974
En Brasil

Caos durante la huelga agita debate sobre la intervención militar

Los camioneros iniciaron su protesta el lunes de la semana pasada, por reclamos contra el aumento continuo del precio del diesel.

tapa chica.jpg

Los gobiernos brasileños suelen llamar a las fuerzas armadas para ayudar cuando algo anda mal en el país, por lo que no sorprendió ver a soldados desplegados durante la huelga de camioneros que paralizó al país. La diferencia, esta vez, fue oír llamados a favor de una “intervención” militar. Los camioneros iniciaron su protesta el lunes de la semana pasada, por reclamos contra el aumento continuo del precio del diesel. Los bloqueos de carreteras provocaron hasta inicios de esta semana un desabastecimiento general de gasolina, insumos industriales y alimentos en la mayor economía de América Latina. Aun así, el movimiento contó con gran apoyo popular y permitió expresar un fuerte descontento por la situación económica y la corrupción rampante del país y denunciar al impopular gobierno de Temer. Después de la sorpresa inicial ante la amplitud de la huelga, el reflejo de Temer fue llamar a las fuerzas armadas para escoltar a los camiones que no adherían a la huelga para atravesar los bloqueos. Pero lejos de estar molestos con la llegada de las tropas, muchos huelguistas los recibieron con pancartas clamando “Intervención militar ya!”. “Intervenço já!”, equivale a pedir el retorno de la dictadura militar que gobernó Brasil de 1964 a 1985, o al menos un golpe de Estado seguido de nuevas elecciones. El llamado aparecía hasta ahora en actos de algunas corrientes de derecha en manifestaciones contra la corrupción. Esta vez tomó protagonismo durante la huelga. “Queremos una intervención militar, si es posible, para que se encargue del país”, dijo a la AFP Alexandre Bastos, de 43 años, que formó parte del bloqueo de una refinería en las afueras de Río de Janeiro. “Un llamado a la intervención no tiene nada que ver con la dictadura. Sólo queremos que el ejército intervenga en esta situación”, agregó. Incluso corrió un rumor de que una disposición constitucional autorizaba una intervención militar si la huelga se extendía más de siete días y seis horas hábiles.s