Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/134431
Muestra de Sergio Crudeli

De amor, locura y muerte; fotos que desnudan el alma

La Pépiniere es el espacio de esta muestra que aún se puede disfrutar.

En el espacio cultural ubicado por Ruta Nacional Nº 12 se encuentra la muestra de Sergio Crudeli que lleva como título “Muestra de amor, locura y muerte”. “Sí como el libro de Horacio Quiroga”, aclara el autor de las imágenes y deja registro de su buen humor. Se trata de fotografías que reflejan rostros de personas que han sufrido calamidades como la guerra, inundaciones, huracanes o simplemente la pobreza estructural con la consecuencia de la desnutrición crónica o aguada de diferentes países como Guatemala, Colombia, Angola, Ecuador, Bolivia y Paraguay. Sergio Crudeli trabajó en una ONG internacional para la sede Española de Ayuda Humanitaria que se llama Acción contra el Hambre, desde el año 2001 a 2012, por ende estuvo en todos esos países donde registró estas imágenes. Son 30 fotos, de las incontables que contabiliza ya en 12 años de trabajo. Primero comenzó con máquinas de fotos de rollo y luego pasó a la digital. “En rollos debo tener más de 150 imágenes. Imaginate, en el momento que no tuve que ir a revelar más las fotos fue todo un logro y ahora puedo sacar a voluntad”, detalló. Ahora, lo que no puede determinar es la cantidad de fotografías que tiene en su haber. Lo que sí sabe es que cada vez que realiza una muestra termina en pelea familiar porque cada uno de ellos pretende que exponga una diferente, pero es él quien termina definiendo. Con respecto a las experiencias vividas, recuerda que pasó por varias, “pero quizás la que más me han marcado, cuando vi morir a un niño de desnutrición en un Centro de Recuperación Nutricional de Médicos Sin Fronteras, en Angola, o pasar por un camino minado y estar parado al lado de una mina antitanque y cuando la ves se te hiela el corazón”, relató. También le tocó quedar varado toda una noche en una empalizada en el río en el Chocó colombiano (limite con Panamá) y que los mosquitos lo “destrozaran” durante toda la noche. “En la profesión de cooperante humanitario se pasa momentos duros, que quizás en ese instante no te das cuenta, pero luego, cuando llega la calma, podés reflexionar sobre todo ello”, comentó a NORTE de Corrientes. Hoy está viviendo en su pueblo natal, Reconquista -Santa Fe-, “desde 2012 estoy trabajando en el Inta. Es decir, volví a mis orígenes familiares y profesionales, ya que soy médico veterinario, graduado en la Unne”, comentó. De sus experiencias, quizás las vividas en Colombia y Angola fueron las que más lo marcaron y de todas las fotos que se están exponiendo dijo que no podría quedarse con ninguna a modo de elección. “Cada una de ellas tiene una historia detrás, que me llena de recuerdos y añoranzas, que me darán letra para contarles alguna vez a mis nietos”. Una socióloga que trabajó con él en Colombia escribió en su momento: “De las muchas fotos que va sacando Sergio Mario Crudeli a través de su lente que no es más que los ojos de su alma, esta es sin duda una de las que más amo. Esta foto es un momento íntimo de mujeres que se juntan a preparar los hilos para tejer pensamientos bonitos, de esos que sanan al mundo. Gracias Sergio por haber estado en ese momento en mi país, trabajando donde nadie quería o podía estar, porque la guerra es eso, miedo y huida y con aquellos a los que nadie quería o podía mirar. Porque la guerra es eso, indiferencia y estigmatización. Porque la guerra rompe los hilos de amor que sostienen al mundo, a la madre. Entonces gracias de nuevo por correr cada día el riesgo de ir a trabajar desde el amor con la gente, en un trato digno y respetuoso de su otredad. Cuánto aprendimos en ese momento Sergio, tuvimos los mejores maestros”. Según la profesional, viendo las fotos de Crudeli recordó claramente el día y el momento en que logró esta imagen (la de las mujeres tejiendo) “y vi de nuevo la infinita ternura de ellas que con pensamientos bonitos tejen cada día los hilos del mundo y le ganan la guerra a los violentos”, Ann Margareth Murcia Escalona. En otra de las fotografías se lo puede ver al profesional midiendo la desnutrición aguda, con un Muac (Middle Upper Arm Circunference) en una comunidad Embera, en el Chocó colombiano, muy cerca del limite con Panamá. Cada imagen tiene su historia, cada historia su trasfondo y Sergio Crudeli un sinfín de realidades para reflejar a través de estas imágenes y en su vida cotidiana con los suyos y sus más cercanos. Quizás por ello, en la inauguración de la muestra el espacio cultural estaba repleto de ojos que miraban y oídos que escuchaban su historia.s