Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/134466
Diálogo por la paz

Kim Jong-un asiste a la cumbre de Singapur bajo el ala de China

El mandatario de Corea del Norte se reunirá hoy con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. El rol del país líder de Oriente.

COR120618-019F01.JPG

La llegada a Singapur de Kim Jong-un, a bordo de un avión chino, muestra que Pekín espera guardar literalmente bajo su ala al joven dirigente norcoreano, cuando éste se alista a iniciar una negociación impredecible con Donald Trump. Para que nadie lo ignore, el diario oficial de Corea del Norte publicó fotos del mandatario embarcando el domingo a bordo de un Boeing 747 de Air China, que lo llevó a Singapur, donde se celebrará hoy la histórica cumbre con el presidente de Estados Unidos. La elección de un avión extranjero puede sorprender, de parte de un país que cultiva la ideología de la “autosuficiencia”, y cuyas relaciones con China se han visto afectadas en los últimos años por el apoyo dado a la potencia oriental tras las sanciones internacionales contra el programa nuclear norcoreano. Recurrir a los servicios de la aviación china puede ser para Kim Jong-un algo de orden puramente práctico, “pero al mismo tiempo es un gesto simbólico para mostrar a su pueblo que China apoya a Corea del Norte y que estará a su lado si el proceso de desnuclearización con Estados Unidos no funciona”, analizó Koh Yu-hwan, especialista en Corea del Norte en la universidad Dongguk de Seúl. Interrogada, la diplomacia china se limitó este lunes a precisar que la petición de transporte fue de parte de Corea del Norte, y que una “compañía aérea china (había) ofrecido sus servicios”. China pudo querer garantizar la seguridad de su joven aliado cuando sobrevolaba China, explicó a la AFP un experto chino sobre Corea del Norte, Lu Chao, de la Academia de las ciencias sociales de Liaoning. Kim Jong-un tiene un avión que habría podido conducirlo hasta Singapur, pero se trata de un viejo aparato de fabricación soviética, cómicamente apodado Air Force Un. “China suministró el avión para garantizar la seguridad del dirigente norcoreano”, afirma Lu. China también pudo querer recordar, tanto a Corea del Norte como a Estados Unidos, que ninguna solución del asunto norcoreano puede lograrse sin su apoyo. Una llamada de atención que el presidente chino Xi Jinping en persona ya hizo en los últimos meses al recibir a Kim Jong-un en dos ocasiones en suelo chino, convirtiéndose así en el primer dirigente extranjero que se entrevistó con él. China, aliada de Corea del Norte durante la guerra de 1950-1953, espera estar involucrada en cualquier hipotético tratado de paz y beneficiarse de una eventual apertura económica de su vecino.s