Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/134509
Curuz{u Cuati{a

Descendientes de familias italianas conmemoraron el Día del Inmigrante

La fiesta que se realiza todos los años en la Sociedad Italiana tuvo lugar el domingo pasado. Asistieron más de 200 personas.

La localidad de Curuzú Cuatiá celebró el domingo pasado, junto a 200 representantes de la comunidad italiana, el advenimiento de la República y el Día del Inmigrante Italiano. Es una fiesta que anualmente se lleva adelante en el edificio de la Sociedad Italiana y que año tras años convoca a los descendientes de quienes llegaron a estas tierras desde ese país europeo. Este día se conmemora en Argentina el 3 de junio y fue establecido mediante Ley Nacional Nº 24.561 teniendo en cuenta la fecha del natalicio de Manuel Belgrano, el gran prócer nacional de origen italiano, ya que su padre, Don Doménico Belgrano, había nacido en Oneglia (Génova). Para los curuzucuateños, este apellido es muy importante ya que el General fue quien estableció las bases para la fundación de la ciudad durante su campaña al Paraguay. Según explicaron los referentes de esta comunidad que habita en la Sucursal del Cielo, hay cerca de 200 socios que son parte de esta entidad que fue fundada el 1 de enero de 1867 y cuyo edificio fue inaugurado en 1907. “Sabemos que hay muchísimos italianos más viviendo no sólo en la ciudad de Curuzú Cuatiá sino en zonas aledañas, pero no todos están registrados”, explicó el presidente de la Sociedad Italiana, Rodolfo Santini, a NORTE de Corrientes. La inmigración italiana en Argentina se refiere al movimiento migratorio más numeroso e importante que recibió históricamente la República Argentina. Desde la década de 1860 comenzó la migración italiana hacia este país y los datos del Censo Nacional de 1869 arrojan que había unos 71.500 italianos en el país. Llegaron contingentes de inmigrantes de todas las regiones de Italia, destacándose el Norte en el siglo XIX y el Sur italiano en el siglo XX. Emigraron principalmente (según estudios italianos y argentinos) desde Véneto, Piamonte, Campania, Friuli-Venecia Julia, Sicilia, Lombardía, Calabria, Abruzos, Marcas, Basilicata, Apulia, Molise, Liguria, Toscana, Emilia-Romaña, entre otras. El histórico edificio de la Sociedad Italiana que se encuentra ubicado en pleno centro de la ciudad y que incluso es escenario de diferentes festividades y actos de todo tipo, fue construido en un terreno donado por la familia Perazzo. La obra, es decir su construcción, fue una donación realizada por Luis y Antonio Bobbio. En este espacio además, se ofrecen a la comunidad desde hace muchos años, cursos de idioma y cultura italiana de la Dante Alighieri; hay un círculo de ajedrez, danzas orientales, taekwondo, guitarra, y además se realizan constantemente exposiciones y charlas sobre diferentes temas de interés cultural, histórico y social. “La Sociedad Italiana y Acyac son las instituciones que más actividades artísticas y culturales realizan en la ciudad”, comentó Santini al respecto. Incluso en 2010, para el Bicentenario de la ciudad, se inauguró la iluminación del frente y de las nuevas instalaciones que fueron realizadas con el apoyo de la provincia de Corrientes. Se trata de un edificio que en 2017 fue declarado por la Cámara de Diputados, como Patrimonio Histórico y Cultural de la Provincia. El edificio se encuentra ubicado en pleno centro comercial de la ciudad, donación hecha por los socios Rafael Perazzo y el propio Luis Bobbio. El mobiliario de estilo y las luminarias de cristal fueron un elemento decorativo de su amplio salón de la planta alta, donde se desarrolló gran parte de la vida social de la institución. En el entrepiso de la misma planta funcionó hasta entrado el siglo XX el Banco de Italia. El edificio es de neto estilo italianizante neoclásico y no ha sido modificado en la actualidad conservando siempre la estructura original en su amplio frente, que tiene más de 25 metros con una importante puerta principal que comunica la planta baja con los salones Risorgimento y Multiuso, como también la Secretaría y sala del Consejo Directivo, aulas de idioma italiano, pintura y música, cocina, depósito y sanitarios, rodeando el amplio patio de mosaicos. La planta alta alberga el Salón Imperio, remodelado y puesto en valor en 2014 por el gobernador Ricardo Colombi, con la actuación del tenor Sergio Casco el día de su reapertura. Al salón se accede por la importante escalera de mármol blanco y al vestíbulo, cocina y sanitarios. En este salón la historia inscribe hechos sociales de importancia para la ciudad. La actualidad de la Sociedad Italiana significa una institución de enorme prestigio para la comunidad ya que en ella se desarrollan a menudo gran parte de los principales hechos culturales de la sociedad, exposiciones, conferencias, charlas y talleres de prestigiosos profesionales y figuras, y de diferentes temáticas. No se puede dejar de destacar que por sus salones pasaron personalidades y artistas de la talla de Susana Colombo, del Consulado de Rosario; Rodolfo Chaij; Sergio Casco; Nathalia Rodríguez y el Ballet Gitane; Hebe Batistoni, del Conservatorio Beethoven, entre otras personalidades. Por todo ello, para los referentes de las familias italianas, en Curuzú esta fecha es de verdadera celebración y así lo manifiestan. (L.T.)s