Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135037
Crisis en Nicaragua

Recrudece la represión antes del diálogo para poner fin a la violencia

El gobierno de Daniel Ortega y la Asociación Cívica por la Justicia y la Democracia -de la sociedad civil- fueron citados por la Iglesia.

COR250618-020F01.JPG

La represión de las fuerzas del gobierno de Nicaragua contra las protestas opositoras recrudeció este fin semana, antes de la reanudación de un diálogo que busca poner fin a la violencia, la que ha dejado un saldo de unos 200 muertos en poco más de dos meses. El gobierno de Daniel Ortega y la Asociación Cívica por la Justicia y la Democracia -de la sociedad civil- fueron citados por la Iglesia, mediadora del proceso, para discutir la propuesta de adelantar las elecciones de 2021 a marzo de 2019. La reunión, cuya sede será el seminario interdiocesano en Managua, se realizará tras la violenta jornada de ataques de fuerzas policiales, parapoliciales y paramilitares -contra barrios de la capital y de otras ciudades-, que ha dejado un saldo de ocho muertos. Entre las víctimas están: un bebé de un año, un adolescente de 17 y dos jóvenes estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Unan), donde decenas de estudiantes están atrincherados. Como parte del proceso de diálogo, ayer llegaban a Managua técnicos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y el martes funcionarios del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a fin de indagar sobre los hechos de violencia.

Elecciones en agenda

Las protestas comenzaron el 18 de abril contra una reforma a la seguridad social, pero se ampliaron para demandar justicia y la salida del poder de Ortega, a quien acusan de instaurar, con su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, un gobierno autocrático. “Es imprescindible (...) que (el gobierno) nos comunique oficial y formalmente su aceptación a la propuesta que, recogiendo los sentimientos de la inmensa mayoría de los nicaragüenses, le presentamos el 7 de junio”, subrayaron los obispos en un comunicado. Ortega, un ex guerrillero de 72 años, que gobierna por tercer periodo consecutivo desde 2007, no ha respondido a la demanda, pero se dijo dispuesto a trabajar por la democratización del país. Las pláticas fueron suspendidas tres veces, la última hace una semana, porque el gobierno no había invitado a los organismos internacionales para verificar la situación de los derechos humanos. Tres días después, accedió. s