Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135043

Telecomunicaciones en la discusión

La definición de este proyecto permitirá igualar las oportunidades de las empresas cableras y telefónicas de llegar con servicio de televisión, especialmente en el interior del país.

El proyecto de ley de promoción de la infraestructura para las comunicaciones tendrá dictamen favorable el próximo miércoles, en la comisión de Medios y Libertad de Expresión, en caso de que avance el acuerdo alcanzado entre senadores de varios partidos, según fuentes parlamentarias.

Las modificaciones discutidas y consensuadas por los senadores incluyen una postergación de los plazos para que las telefónicas puedan usar el sistema satelital para ofrecer televisión, del 1 de enero del 2019 al 1 de julio del año 2020. En el sector privado, las empresas telefónicas llevan adelante planes de expansión de las redes de fibra para dar el salto al mercado del contenido audiovisual, sin depender del satélite. Las compañías, mediante la fibra, podrían utilizar el modelo de aplicaciones para que sus clientes accedan al contenido vía streaming al estilo Flow o Netflix. No obstante, el proyecto consensuado incluye en uno de sus artículos que los operadores “no podrán efectuar oferta integrada del servicio de radiodifusión por suscripción con el servicio de comunicaciones móviles hasta el cumplimiento de los plazos previstos para la apertura a la competencia en las distintas localidades”. En el Senado, el presidente de la comisión de Medios y Libertad de Expresión, Alfredo Luenzo, aseguró haber logrado un “proyecto superador”. El legislador afirmó que el dictamen se tratará y se firmará el miércoles en la reunión prevista para las 9 “para poder debatirlo ese mismo día” en la sesión prevista en el recinto del Senado, donde, además, se espera la presencia del jefe de Gabinete, Marcos Peña, a las 17. También el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, destacó la importancia de emitir dictamen porque la iniciativa tiene una “finalidad social muy relevante”. El proyecto “otorga igualdad de oportunidades a los argentinos y busca desatar una corriente de inversiones muy marcada para que todos tengan banda ancha y para que los que ya tienen puedan acceder a más velocidad”. La definición de este proyecto permitirá igualar las oportunidades de las empresas cableras y telefónicas de llegar con servicio de televisión, especialmente en el interior del país. El proyecto consensuado, al que tuvo acceso Télam, respeta el espíritu de la iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo pero modifica los plazos de competencia efectiva entre los grandes actores del mercado, entre otros cambios. El artículo 8 de ese proyecto establece que las empresas telefónicas podrán dar servicios de radiodifusión paga por satélite en el área metropolitana, Rosario, la ciudad de Córdoba y en donde no exista el servicio “a partir del 1 de julio del 2020”, cuando el proyecto original disponía lo mismo para el 1 de enero de 2019. En las localidades de menos de 100.000 habitantes, para proteger a las cooperativas o pymes que ya operan en estas zonas, las telefónicas podrán ofrecer televisión por satélite a partir de enero de 2022. El proyecto original contemplaba esa salvaguarda para las pymes y cooperativas que dan servicio actualmente en localidades de hasta 80.000 habitantes. En tanto, “en las restantes localidades, a partir del 1 de enero de 2021” y, “en ningún caso”, las telefónicas podrán “iniciar la prestación del servicio de radiodifusión por suscripción mediante vínculo satelital antes del 1 de julio de 2020”. La iniciativa prevé un debate complejo en el legislativo nacional, pese a los acuerdos alcanzados como consecuencia de los reclamos que surgirán durante el debate. De todas formas, la renovación establecida desde el Gobierno está en marcha. s