Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135095

Las pérdidas por la huelga

“Sobre esos porcentajes, y en función del nivel de facturación diaria promedio que realizan los comercios un día lunes, se estima que se dejaron de vender $9.745 millones”, señaló la Came.

Pérdidas de facturación por unos 9.745 millones de pesos generó en el sector comercial el paro nacional convocado para este lunes por la Confederación General del Trabajo (CGT) en rechazo a las políticas que impulsa el Gobierno de Mauricio Macri.

Así lo informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), que en un reporte divulgado a la prensa señaló que “el paro general dejó pérdidas muy significativas para el comercio”. “Si bien el 75,1 por ciento de los locales del país se mantuvieron abiertos, los volúmenes de ventas fueron muy bajos, con una caída promedio del 50% frente a un lunes normal”, indicó la entidad. “Sobre esos porcentajes, y en función del nivel de facturación diaria promedio que realizan los comercios un día lunes, se estima que se dejaron de vender $9.745 millones”, señaló la Came. En este sentido, advirtió que “la pérdida es muy fuerte porque ocurre en un contexto de caída en las ventas”. “Para muchos de los comerciantes consultados, especialmente en rubros como bares, restaurantes, indumentaria, calzados, difícilmente las ventas que se perdieron hoy se recuperen en otros días de la semana, porque las familias vienen cuidando mucho el presupuesto y todo lo que es consumo de paso ya no vuelve”, agregó la entidad. Indicó que “en líneas generales, la mayoría de los comercios abrieron atendidos por sus propios dueños aún sabiendo que las ventas serían escasas por la falta de movimiento de gente en las calles debido al cierre de colegios, bancos, y la no circulación de transporte público”. “Pero aun así decidieron abrir para rescatar algo de ventas y no dar por perdido el día”, completó el informe. En tanto unos 71.000 pasajeros de casi 600 vuelos de cabotaje e internacionales se vieron afectados por el paro nacional dispuesto por la CGT. La medida de fuerza paralizó la actividad en el aeropuerto de Ezeiza, en el Aeroparque porteño y en las principales terminales del país, informó el Ministerio de Transporte de la Nación por intermedio de un comunicado de prensa. El aeropuerto de El Palomar, en cambio, se mantuvo operativo, con nueve vuelos programados de la compañía Flybondi para este lunes, detalló la cartera. En total, se estima que la cantidad de vuelos cancelados y/o reprogramados en todo el país asciende a 594 este lunes. Pasado el mediodía, la cúpula de la CGT afirmó que la medida de fuerza registró un “altísimo nivel de acatamiento en todo el país” y advirtió que “un paro general significa el fracaso del diálogo social y también el fracaso de la política”. Este lunes, Macri viajó a Tandil, su ciudad natal, donde participó de una serie de actividades junto con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y cuestionó la decisión tomada por la central obrera: “Los paros no contribuyen a nada, no suman, yo no veo que haya habido un Gobierno en décadas con tanta preocupación por el empleo y el trabajado y por generar nuevas oportunidades”, dijo. Aunque la convocatoria se limitó a un paro de actividades, sin concurrencia a los lugares de trabajo y sin movilizaciones, la izquierda junto con sectores más radicales sí realizaron protestas en las calles y cortes en algunos accesos a la Capital Federal, por ejemplo, en el Puente Pueyrredón, en Avellaneda. La tensión con los sindicatos está latente, y este (el paro de ayer) fue un punto de inflexión en la relación. El gobierno sabe que deberá aliviar la situación económica, para que no repercuta en su plan político. s