Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135227

La tragedia de las Pymes

Marcos Peña, en su informe al Senado, describió que desde 2015 -cuando asumió Cambiemos- cerraron 142.275 empresas privadas en el país.

El miércoles pasado, en el marco del Día Internacional de la Pyme (Pequeña y Mediana Empresa) que se conmemora cada año el 27 de junio, el presidente Mauricio Macri prometió la redacción de una nueva ley para el sector con el objetivo de otorgarle “más herramientas para enfrentar este momento en el que hay que competir”. La tarea quedó en manos del flamante ministro de Producción, Dante Sica, y no se conocen detalles del proyecto, ni siquiera lineamientos generales, únicamente trascendió que la intención es -por ejemplo- establecer tasas subsidiadas y beneficios a comercios de frontera. El anuncio, flaco de atractivos por el momento, fue recibido con desdén por empresarios y productores del segmento, que ha resultado el más castigado por la errática política económica del gobierno de Cambiemos.

Consultado por la prensa, el presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), Eduardo Fernández, advirtió que su sector atraviesa una situación de “gravedad” y, en esa línea, consideró que las medidas prometidas por el Presidente tienen “sabor a poco”. El dirigente valoró que “se reconozcan las virtudes de las pequeñas y medianas empresas, sin embargo -dijo- creemos que hacen falta medidas en la emergencia”. La entidad pide un paquete de medidas financieras, impositivas y comerciales que les permitan a las Pymes sacar la cabeza del agua. Sucede que se están ahogando. Las estadísticas oficiales así lo indican. También el miércoles, mientras Macri hablaba en la Came sobre una nueva ley para las Pymes, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, daba su informe en la Cámara de Senadores del Congreso de la Nación y uno de los datos que divulgó reflejan el brutal golpe que ha recibido ese sector de la economía argentina. Peña describió que desde 2015 -cuando asumió Cambiemos- cerraron 142.275 empresas privadas en el país. El registro que lleva el Ministerio de la Producción es el siguiente: en el año 2016 bajaron la persiana 69.325 empresas privadas empleadoras (11,4% del total del país), en tanto en el año 2017 cerraron 72.950 firmas (el 12% del total). La suma da casi el 25% de la fuerza productiva del sector Pyme en la Argentina. Con ellas se perdieron miles de puestos de trabajo en todas las provincias. Es una tragedia que resulta difícil de compensar, por más que luego asomen otros emprendimientos. En ese mismo informe ante el Senado, Marcos Peña dijo que en 2016 se abrieron 67.104 empresas privadas y al año siguiente, en 2017, se abrieron otras 70.384 empresas. “La evolución -entre bajas y altas- arroja un saldo neto de 2.221 empresas menos en 2016, y 2.566 empresas menos en 2017”, detalló el jefe de Gabinete. Así las cosas, en dos años la crisis económica se fagocitó 4.787 empresas y con ellas las esperanzas de trabajadores y sus familias.

El informe oficial también dice que: “En casi todas las provincias aumentó la cantidad de cierres en relación al 2015. Las que sufrieron más cierres fueron principalmente las del Norte, entre ellas Jujuy, La Rioja, Catamarca y Salta. En Córdoba, Entre Ríos y San Luis disminuyó la cantidad de cierres. En cuanto a las aperturas de empresas no podemos asignar de forma provincial por falta de información”. Claramente el segmento de las Pymes ha sufrido un fuerte deterioro, lo dice el Gobierno, no es una percepción social ni un diagnóstico político. ¿Qué posibilidades de recuperación tiene en el inicio de un proceso de recesión económica y con un ajuste en ciernes? Macri promete una nueva ley, que todavía ni siquiera está redactada. Detalle curioso, ya hay una ley nacional que se llama “MiPyme” que otorga algunos beneficios al sector, pero la provincia de Corrientes es una de las pocas que no está adherida.s