Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135312
José “Pepito” Molina

“Mis fotografías son naturales porque la belleza no necesita retoque alguno”

La muestra estará habilitada durante dos semanas. Es con entrada libre y gratuita. todas las fotos presentadas son imágenes de Corrientes.

Las paredes del Centro Cultural Adolfo Mors recibieron el jueves pasado las obras de arte -fotografías- de José Molina González, mejor conocido como “Pepito”. NORTE de Corrientes dialogó sobre su trabajo, su realidad actual y sobre esta muestra que estará disponible al público durante dos semanas. Según explicó, son fotografías de años anteriores de diferentes puntos de Corrientes (la Costanera, Itatí, Esteros del Iberá, lapachos, chivatos, el carnaval, entre otros). “Siempre me gustó mostrar la belleza que tiene la provincia y su esencia”, dijo este artista de la fotografía que reconoce que no inventa nada, sólo intenta estar siempre preparado para tener la cámara a punto para poder utilizarla cuando ve algo lindo. “Mis fotografías son instantáneas, porque veo y disparo”, afirmó contundente. Eso lo identifica de muchos otros profesionales. Él no tiene relación alguna con la computadora y el famoso programa Photoshop. “Lo que muestro es lo que tomé en el momento que disparé la cámara”, sostiene. A lo que agrega: “Será la experiencia que me dio el trabajar durante 43 años en un medio gráfico. Eso hace que no esté esperando a que el tiempo se ponga lindo”. Hoy está alejado de la redacción, pero no puede salir sin su cámara. A tal punto que su esposa en más de una oportunidad le pregunta por qué lo hace. Simplemente responde: “La tengo incorporada a mí, no la puedo dejar”. Y para ello también tiene una explicación. “Muchas veces salí por ahí y dejé la cámara en el diario e instantáneamente volvía a buscarla porque las cosas ocurren y no hay tiempo para regresar y sacar la fotografía”, sostiene. Y con esta frase llega la anécdota. “En los años ‘90 compré mi primera Nikon y como era muy nueva la limpiaba, tenía su tapita puesta, todo. Así fue que iba caminando por la calle La Rioja y a un motociclista se le dio vuelta la cadena y la moto dio vuelta en trompos; yo no pude sacar la foto. ¿Sabés dónde fue a parar la tapita? Te cuento, me llamaron de Estados Unidos para decirme que había llegado a la Luna”, dice y se larga una contagiosa carcajada. “Son experiencias que uno va a acumulando”, dice para reafirmar. Pese a no estar vinculado a ningún medio, Pepito Molina se sigue considerando un compañero de trabajo que sigue sacando fotografías. Hoy quizás sin tanta prisa. Ya no tiene que cumplir horarios y cuando está en un lugar o un momento que le devuelve una bella imagen se dedica a disfrutar de hacer lo que le gusta: sacar fotografías. “Hago fotos de casamientos, cumpleaños, fiestas populares, lo que pueda y tenga ganas”. Molina no es oriundo de Corrientes. Llegó con 2 años de su Valencia natal. Vivió donde hoy es la Municipalidad de la Ciudad. Estudió en esta ciudad y a los 14 años volvió a la Madre Patria con sus padres. Cuando tenía 19 años dijo: “Me vuelvo a Corrientes”. Nadie podía creer. Según comentó a este medio, había ganado bastante dinero y le prometió a sus padres que sólo se ausentaría por un mes y regresaría. Eso nunca pasó. Sólo volvió de visita. Hoy se siente más correntino que cualquiera de los nacidos en esta tierra. Aquí se casó, armó su familia -tiene seis hijos- y una vida que lo identifica con esta tierra que le permitió tener nombre propio, una profesión y sobre todo, que lo respeta y lo admira. Pepito puede contar mil historias, mil anécdotas pero siempre vuelve a la cámara de fotos. Para él, es como la guitarra para el músico. Con este trabajo se ganó un viaje a Miami con todo pago por 10 días “cuando para nosotros eso era algo prohibitivo” como así también tuvo la oportunidad de estar cerca del Papa cuando pisó suelo correntino. “Desde ese día me enamoré de la marca que uso. Llovía tanto que tenía peces dentro de ella y seguía funcionando”, dijo nuevamente a las risas. Dialogar con él siempre es un placer y disfrutar de sus imágenes aún más.s