Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135552
ConcejoDdeliberante

Proponen declarar Ciudadano Ilustre al chamamecero Simón de Jesús Palacios

Explicaron que el proyecto pasó a la Comisión de Cultura.

COR070718-015F01.JPG

Es uno de los máximos referentes del chamamé. En su carrera compuso casi 300 obras y ante la consulta de cuál es la más vendida responde orgulloso “parejo ‘Chinita linda’ y ‘Recordando a Concepción’”. Simón de Jesús Palacios nació en el campo a orillas de la cañada; cerca de las barrancas de Empedrado y no en Concepción, como erróneamente se cree asociando su cuna con la célebre composición que tantos éxitos le dio.

Hoy, este hombre sencillo, de mirada tierna y una sonrisa sincera que convoca a multitudes en cada escenario en el que se presenta, podría ser declarado Ciudadano Ilustre de Corrientes si el Concejo Deliberante de la capital correntina aprueba el proyecto de ordenanza presentado por el edil Fabián Nieves.

COR070718-015F02.JPG

El proyecto explica en sus fundamentos que el reconocido músico es uno de los máximos referentes del chamamé, cantante, guitarrista, autor y compositor. El proyecto es iniciativa de los concejales Fabián Nieves y Nelson Lovera, quienes impulsan el proyecto para ser tratado por la Comisión de Cultura, Educación y Turismo del Honorable Concejo Deliberante. “Simón es uno de los grandes maestros del chamamé, un símbolo para la sociedad correntina que lo vio nacer y que ahora lo tiene como uno de los grandes referentes de nuestra cultura”, explicó Nieves a NORTE de Corrientes. Este año gracias al gran trabajo que viene realizando el Instituto de Cultura, la Unesco podría declarar al chamamé como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. “Ese logro se debe también a músicos de la talla de Simón, por eso pensamos que es un merecido reconocimiento a sus logros, un humilde agradecimiento por su gran contribución a la cultura local”, fueron las palabras del edil. A Simón de Jesús Palacios se lo reconoce por su particular interpretación chamamecera a la que muchos llaman de estilo “llorón” y por ese modo de mostrarse en el escenario, casi doblado en dos, arqueando la espalda hasta esconder la cara en la cintura para luego enderezarse sonriendo. Ya celebró más de 80 años de edad y los escenarios lo siguen solicitando y él acude a ellos como si el tiempo no pasara. Es más, cuando sube a cantar parece que el niño interior renace y se convierte en un artista que tiene la particularidad de atraer de manera extraordinaria a su público.

Es sin lugar a dudas, uno de los artistas más queridos del rubro chamamecero. Como parte de esa vida estuvo y estará ligada a Santiago Verón, quien lamentablemente ya no está en el plano terrenal, pero sí junto a él cada vez que interpreta un chamamé. Pese a todo lo vivido, la vida lo sigue sorprendiendo con reconocimientos como éstos y con más chamamé. Una música que lo llenó de vida, que le permitió mantener a su familia y, sobre todo, llenar su corazón y el de sus seguidores, que cada vez que sube a un escenario lo esperan, lo aplauden y lo despiden de pie, como el maestro que es.s