Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135571
Derivaciones del gasoducto que va a Uruguayana

Los Olivera, privilegiados: una de las pocas familias con acceso al gas en red

Sólo hay cinco domicilios que cuentan con el servicio, tres particulares, dos comercios. Están en Paso de los Libres.

COR080718-014F02.JPG

Corría el año 2015 cuando luego de una batería de anuncios y más de 500 millones de pesos invertidos, finalmente dos familias libreñas resultaron beneficiadas. Ayer NORTE de Corrientes tomó contacto con los Olivera, una familia cuya suerte se ha convertido en casi envidiable, quienes contaron el proceso por medio del cual accedieron a las cañerías que ingresaron a su domicilio para cambiarles la vida, según su propia definición. Patricia Maidana tiene 47 años y desde hace 20 vive en una casa de las 500 Viviendas, Sector 300, a la que accedió tras un sorteo de Invico. Ayer en una entrevista telefónica la mujer detalló cómo fue el proceso que comenzó hace tres años y logró convertir a su familia en una de las primeras en acceder al servicio que esperan más de 1 millón de correntinos. Todo ocurrió muy rápido, recibieron la notificación de que salieron beneficiados para la primera conexión de gas natural y pocos días después la empresa se presentó en su domicilio para llevarles un contrato de servicio. “La verdad es que al principio era todo raro, éramos los primeros y muchas personas aún nos decían que tengamos cuidado porque se hablaba de que podía haber pérdidas, pero la verdad es que decidimos avanzar”, comenzó contando Patricia. La mujer recuerda el paso a paso de los días en que cambiaron la vieja garrafa por la conexión de gas que modificó el ritmo de la casa. “La verdad es que al principio teníamos muchas dudas, pero la instalación fue muy rápida, no debieron romper paredes ni instalar caños adentro de la casa, todo fue por fuera y sólo se abrieron los sitios por donde entraban las tuberías”, explicó la familia. En pocos días los Olivera accedieron al gas natural y una de las únicas modificaciones que debieron hacer fue conseguir una nueva cocina: “La cocina que teníamos era muy vieja y no tenía las conexiones para gas natural, pero la empresa nos dio una cocina”, comentó la mujer, quien notó los cambios de acceder a ese servicio, ya que se encarga de cocinar para unas seis personas. Es que en la casa viven Patricia, su marido Luis, su hija de 10 años, un nieto de 1 año, y su hija mayor que aunque no vive en la vivienda pasa casi todos los días a comer con la familia. “La verdad es que desde el primer momento se sintió el cambio, con la garrafa la hornalla es mucho más débil, en cambio con el gas natural se puede tener toda la cocina funcionando, inclusive el horno, y la llama tiene muy buena potencia”, cuenta la mujer, casi como quien habla de un servicio de alta gama. Si bien la vivienda cuenta desde el primer momento con todas las conexiones para la instalación de estufas y duchas a gas, la familia sólo utiliza el servicio para la cocina. “Es que los aparatos son muy caros y no podemos comprarlos aún, pero la casa está preparada y lista para el uso de todos los aparatos”, señala Patricia. El destacamento policial y la escuela Simeón Payba son también sitios que fueron beneficiados con el servicio que aún no logra avanzar en el resto de la provincia.

los costos

Las boletas del servicio llegan a la vivienda de las familias todas juntas y tal como sucede en otras provincias, en Paso de los Libres los aumentos se hacen sentir. En lo que va del año los costos pasaron de $86 a $155 en poco tiempo. Vale recordar que el costo de la garrafa de 10 kilos, entre principios de 2018 y la fecha actual se incrementó en $40 aproximadamente, pasando de $240 a $280 con el servicio de envío al hogar, mientras que las que se consiguen en las distribuidoras salen $210. Según el último informe nacional enviado al Senado en todo el país existen 9.025.189 conexiones residenciales y 469.245 conexiones comerciales; en Corrientes las cifras son exiguas alcanzando las 3 conexiones residenciales y dos comerciales, encabezando así el listado de provincias con menor cantidad de hogares con acceso al servicio. Exceptuando de la lista a Buenos Aires y Caba, la primera provincia con mayor cantidad de conexiones es Santa Fe, donde el informe detalla que existen 679.875 conexiones residenciales y 34.729 comerciales, en segundo lugar se encuentra la provincia de Córdoba con 746.488 conexiones residenciales y 32.055 comerciales. Las cifras son elocuentes y muestran que los correntinos subidos al tren del atraso miran cómo los tendidos de gas natural esquivan con eficacia su desembarco en la provincia. s