Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135582
Terrenos de uso comunitario para productores

Controversia por el cierre de accesos en predio de San Miguel camino al Iberá

Es de la ex Fundacion San Nicolás, allí construyen una sala para atender al turismo. Los vecinos piden la reapertura.

COR080718-018F01.JPG

Pequeños productores de San Miguel y Loreto urgen al gobernador correntino, Gustavo Valdés, que no los excluyan del uso de las tierras que pertenecían a la Fundación San Nicolás, utilizada para usufructo de los agricultores y ganaderos de la zona. Actualmente, obreros demuelen las viejas instalaciones en el predio, en consecuencia del Plan Estratégico del Iberá ejecutado por la Nación para potenciar el polo turístico del humedal correntino. Los campesinos dijeron a este diario que también piden la reapertura de la fundación, cuyos terrenos hoy son propiedad de la Provincia y los administra el Instituto de Desarrollo Rural de Corrientes (Idercor), por lo que presentaron dos notas, una al Gobernador y otra al Arzobispado de Corrientes (ver recuadro adjunto). Mientras, los pobladores aseguraron a este diario que las tranqueras de la ex fundación están cerradas y que los operarios que realizan la demolición no les permiten el ingreso. En respuesta, el titular del Idercor, Vicente Picó, dijo a NORTE de Corrientes: “Una empresa constructora trabaja en cuatro hectáreas del casco, de las 3.300 que conforman la ex Fundación San Nicolás. Para ello se hizo un trabajo previo que lleva años en el paraje San Antonio, en San Miguel y Loreto. El viernes tuvimos una reunión con los intendentes de estas localidades, donde se explicó el proyecto que financia el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entidad que no avala proyectos sin reunir el acuerdo de los pobladores del lugar. Pero no está previsto construir un hotel, sino que se va a construir un centro de interpretación para que la zona tenga acceso a dos portales, uno el de San Nicolás (ingreso de San Miguel) y el otro será el portal San Antonio, que entrará por este campo”. En referencia a la situación de los productores, el funcionario dijo que acuerdan el trabajo con las 30 familias del lugar, desde hace cinco años aproximadamente. “Son de la zona y otras vienen desde San Miguel o Loreto, y utilizan el predio desde hace tiempo para plantar, principalmente sandía o zapallo. El lugar es del Estado provincial y su administración está en manos del Idercor, por lo que estamos tomando ciertos recaudos para salvaguardar la seguridad, ordenando e instrumentando la utilización de las tierras que se ceden en comodato a productores. También se les paga un seguro”, dijo.

Tranqueras cerradas

“Puede ser que las tranqueras del casco estén cerradas para realizar la construcción. Hay un responsable del Idercor en el lugar, que está en comunicación con los productores, también funciona una escuela EFA cerca. A la vez, el Comité Iberá ha hecho varias reuniones con los vecinos y la zona está atendida. Incluso, en 2017 ejecutamos 20 perforaciones para extraer agua en la zona. El predio tiene un alambrado a la vera de la Ruta 118 y en el fondo existen bañados que dificultan un cerramiento continuo. No toda el área es apta para producción, y también hay 300 hectáreas forestadas y hacienda. Sólo el casco está limitado y el resto de los ingresos están abiertos, ya que hay lotes adjudicados actualmente”, explicó Vicente Picó, y aclaró: “En el predio había personal en situación irregular, que fue jubilado o pasó a planta permanente, pero nadie va a quedar en situación de calle”.s