Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135599
El año pasado el animador había sido declarado Ciudadano Ilustre de la Capital

Adiós al Flaco Cosarinsky: Chamamé y carnaval despidieron a una voz histórica

La noticia de su muerte se conoció este sábado. Lo despidieron en el hall del Teatro Vera.

01 TAPA FLACO.jpg

El año pasado el Concejo Deliberante lo declaró Ciudadano Ilustre de la ciudad. Los argumentos eran muchos: una de las voces más reconocidas de Corrientes -locutor de los carnavales oficiales, carnavales barriales, de la Fiesta Nacional del Chamamé y el creador del Festival de Festivales-.

El mismo hombre que hace poco menos de un año recibiera esta distinción -ocurrió en agosto pasado cuando los concejales fueron a su reconocido programa de televisión para entregarle el diploma-, se despidió del mundo terrenal.

Sólo congoja y un gran vacío dejó su partida. Ni la Fiesta Nacional del Chamamé ni el carnaval contarán más con su tradicional y potente frase: “Aquiiiiiiiiiiiiiiii Corrientes, Capital Nacional...”. En aquella oportunidad, con el diploma en mano, dijo sentirse anonadado y orgulloso.

Tanta lucha, tantos años de esfuerzo y trabajo dieron su fruto. Y esto nada tiene que ver con este reconocimiento en particular; sino con el cariño del público. Aquel que se ponía de pie en cada una de sus presentaciones, la gente que no lo dejaba caminar por la calle porque siempre había alguien que quería saludarlo, charlar con él o simplemente pedirle una fotografía. Se fue un ícono de la cultura correntina.

Como locutor, presentador y apasionado del chamamé y el carnaval logró posicionar su nombre. Un nombre que no se olvidará porque en cada Fiesta Nacional del Chamamé o la Fiesta de Momo, estará presente su voz o lo que es más triste aún, se notará la ausencia de su voz.

Cuando se habla de Cosarinsky no se puede dejar de mencionar que fue el único cuya voz se escuchó en las tres fiestas más importantes de la provincia. Con las de 2018, fueron 37 años de permanencia en los corsos oficiales; más de 21 en los barriales y 28 en la Fiesta Nacional del Chamamé. “Y durante estos años pasaron muchos gobiernos, muchos directores de Cultura, muchas personas que pudieron haber elegido otras voces, pero agradezco a Dios y a quienes me convocaron que hasta el momento me sigan llamando”, le dijo a NORTE de Corrientes en ese momento.

Cada vez que alguien le preguntaba sobre su retiro, decía siempre la misma frase: “Me voy a despedir cuando Dios diga basta o cuando ya no me contraten. Mientras tanto: hay Flaco para rato”. Su historia dispuso que la edición 2019 de ambas fiestas ya no esté en cuerpo presente pero no cabe dudas que desde el lugar en el que se encuentre estará alentando e impulsando con su tradicional presentación a quienes se presenten en ambos escenarios.

36788619_626723291017360_7182706665047719936_n.jpg

Foto Mauro Fernández, Radio Dos.

En su vida tuvo cuatro hijos y muchos nietos. En la última edición de la Fiesta Nacional del Carnaval se dio el lujo de presentar a su nieta, Cecilia Peterno Cosarinsky, y a su bisnieta, Mya, quienes desfilaron para Kamandukahia. Sobre esta fiesta dijo: “El carnaval es una maravillosa expresión cultural. Lástima que no tiene la promoción que necesita, hay que difundirla más”.

Y no se equivocó. Si había alguien con autoridad para hacer tal afirmación, era él. Sobre esta fiesta en particular también dijo que le dio muchas satisfacciones, como por ejemplo tenerlo a Diego Maradona a su lado. “Y no fue un par de horas, sino que lo tuve a mi lado 21 horas, porque estuvo tres días seguidos”, había dicho.

De la Fiesta Nacional del Chamamé ni hablar, le tocó presentar a los más grandes referentes locales y nacionales. Ayer, cuando nadie lo pensaba o imaginaba, el Flaco Cosarinsky decidió que era el momento de hacer presentaciones desde otro plano y hacia allí partió. Hoy, desde las 10 y hasta las 13, se podrá despedirlo en el hall del Teatro Vera. s

36840292_626728357683520_1734425145516228608_n.jpg