Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135619
Por el desfasaje de precios

Los combustibles volvieron aumentar en Corrientes entre un 0,4% y un 7,4%

La modificación en los valores se aplicaron desde ayer en las estaciones YPF, Shell y Axion. Las oil mantienen la tarifa hace una semana.

Los ajustes que avala el Gobierno de Mauricio Macri no dan respiro a los salarios de los argentinos. Ayer los combustibles volvieron a incrementarse por segunda vez en menos de seis días. El primer aumento se produjo el domingo pasado con el inicio del mes de junio, cuando las petroleras aplicaron una suba de entre el 5% y el 8% en todos sus combustibles, debido a la cotización del dólar y del precio del crudo. Pero a pesar de ello las operadoras YPF, Shell y Axion consideraron que necesitaban otro ajuste para llegar a tener los precios acordes a todos los aumentos del dólar, y compensar el incremento (de entre un 5 y un 7%) al valor de los biocombustibles que aplicó el Gobierno nacional. Con estos dos incremetnos, en Corrientes el litro de nafta super en YPF pasó de costar $31,94 a $32,26 con un alza del 1% en seis días. Mientras que la nafta Infinia pasó a valer $36,28 a $36,64, por lo que su incremento fue del 1%. En las estaciones de servicio Shell los precios de la nafta súper pasaron de $32,64 a $34,59 y la V-Power desde $36,68 hasta $37.99. Los aumentos fueron de entre el 6,6% y el 3,6% respectivamente. En cuanto a la estación de servicio Axion los precios pasaron, de la nafta súper $32,14 a $32,44 con un aumento del 1%, y la premium pasó de 36,78 a $36,93, es decir un 0,4% más. Los combustibles de las estaciones de servicio de Oil fueron los únicos que por el momento no sufrieron nuevas modificaciones.

Cupos a las ventas

La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha) advirtió que la decisión de las petroleras de poner cupos de venta al sector mayorista puede provocar, a fin de mes, un faltante de combustibles en las estaciones de servicio. El presidente de esa entidad, Carlos Gold, reconoció que la situación los “tiene preocupados”, porque cuando esos cupos se terminen, el precio en el surtidor podría aumentar “aproximadamente un 30 por ciento”, que es el desfasaje que las petroleras reclaman respecto del valor actual de mercado. “Ahora pasó a ser un problema de las estaciones de servicio de bandera. Hay petroleras que han puesto un cupo de entrega, y por encima de esos cupos un precio diferencial”, resaltó. “El argumento es que las petroleras aún no han recompuesto su rentabilidad, que están entregando combustible a pérdida, con un desfasaje dicen como mínimo del 30%. Nosotros ya hemos denunciado al Ministerio de Energía”, finalizó. s