Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135630
Estaba apresado en su casa, donde hallaron droga

Líder narco tenía pulsera electrónica pero manejaba un clan desde su casa

Policías federales allanaron viviendas en Goya donde comercializaban estupefacientes. Apresaron a siete integrantes de una familia.

Siete integrantes de un clan familiar que regenteaba centros de venta de drogas en la ciudad de Goya fueron detenidos, y otros trece fueron involucrados en la misma causa judicial iniciada tras un operativo realizado en esa ciudad durante el fin de semana.

Los miembros de esta familia, además, estarían relacionados con operatorias de tráfico de estupefacientes desde Misiones y Corrientes hacia Santa Fe realizadas por una organización criminal que fue desarticulada en diciembre de 2016 por el juez de Reconquista Aldo Alurralde (ver aparte).

El operativo que estuvo a cargo por los efectivos de la Subdelegación Goya de la Policía Federal Argentina comenzó el sábado a la noche y culminó ayer en horas de la mañana con el traslado de siete hombres a una unidad no carcelaria donde permanecen a disposición del Juzgado Federal 2 de Corrientes. Los allanamientos fueron resultados de investigaciones durante seis meses en los que pudieron identificar a los integrantes de la organización criminal, que resultaron ser familiares.

Estos fueron detenidos en el marco de tres allanamientos simultáneos realizados en los barrios Mauricio Valenzuela y Las Golondrinas de la ciudad de Goya, donde los policías hallaron una apreciable cantidad de material estupefaciente ya acondicionado para su venta.

En las viviendas además incautaron más de cien municiones de diferentes calibres, un rifle y armas blancas. También fueron secuestrados celulares, computadoras, una balanza de precisión, elementos de corte, además de unos 70.000 pesos en billetes de circulación nacional.

Como producto de las averiguaciones lograron determinar que la organización utilizaba un automóvil y varias motocicletas para el reparto “a domicilio” de estupefacientes. Estos rodados también fueron secuestrados.

VÍnculos del clan

Fuentes judiciales informaron que “todos los detenidos tienen algún tipo de vinculación familiar”. Algunos de ellos tienen antecedentes por narcomenudeo. Uno de los detenidos, identificado como H.G. Altamirano, quien está imputado en otras dos causas por narcomenudeo.

En una de ellas había logrado el beneficio de la detención domiciliaria monitoreada por medio de una pulsera electrónica. Debido a la imposibilidad de abandonar su casa sospechan que desde allí coordinaba las acciones de la banda. Fue detenido en el mismo lugar donde en septiembre de 2016 la Policía Federal había realizado un allanamiento en el marco de otra investigación surgida a partir de la detección de un kiosco de drogas que funcionaba allí.

Pese a estar encausado no habría dejado de dirigir la banda, por lo que nuevamente fue detenido en 2017. Sin embargo, había logrado la detención domiciliaria con monitoreo electrónico al ampararse en los derechos que lo asisten por estar afectado por una grave enfermedad.

Mientras esto ocurría, los investigadores de la fuerza de seguridad lograron establecer que la organización familiar continuaba en actividad y que aquel lugar allanado hace dos años seguía activo como un centro de venta de estupefacientes. El sábado, con una orden del juez federal Juan Carlos Vallejos, los efectivos volvieron a esa casa y apresaron H.G. Altamirano, y a seis de sus familiares.s

Organización familiar vinculada a la distribución regional de drogas
El grupo familiar detenido el fin de sema­na en Goya tendría vinculación con una or­ganización narco que había sido investigada por el Juzgado Federal de Reconquista por el que se realizó un polémico allanamiento en diciembre de 2016.
En ese operativo intervinieron efectivos de la Policía de Santa Fe quienes con órde­nes del juez federal Aldo Alurralde irrum­pieron en una vivienda ubicada en la calle Chile al 1100 de la ciudad de Goya donde apresaron a Oscar “Cabeza” López, a su pa­reja, Valeria Rolón y a Fabián “Cotorra” Qui­roz, Carlos “Gordo” Ramírez.
Estos coordinaban las operaciones de al­macenamiento y transporte de importantes cantidades de marihuana desde la provin­cia de Corrientes hacia Santa Fe por vía fluvial. Ese allanamiento fue interrumpido por la presencia del entonces gobernador, Ricardo Colombi, quien mandó a los efec­tivos de la Policía de Corrientes a detener al responsable del procedimiento, José Mario Moyano, jefe de la fuerza antinarcóticos de la Policía santafesina, hecho que causó rispideces con el gobierno de aquella pro­vincia y generó suspicacias respecto al go­bierno correntino con relación a su política antidrogas.
En tanto, en el marco de la causa judicial instruida por el juez de Reconquista fue de­tenido en aquella ciudad Joel Altarmirano, quien, según fuentes oficiales, tendría fa­miliares en Goya, también involucrados en actividades de narcotráfico.
En el operativo “Ciudades Hermanas” fueron detenidos diez sospechosos, quie­nes fueron procesados por transporte -a través del río Paraná- y comercialización de marihuana. s

COR090718-021F03 (1).JPG


“NO TIENEN CABEZA”, ES LA FRASE QUE UTILIZÓ RICARDO COLOMBI CUANDO IRRUMPIÓ EN EL ALLANAMIENTO EN LA CASA DE OSCAR LÓPEZ, ALIAS CABEZA, QUIEN LUEGO FUE PROCESADO POR COORDINAR EL TRÁFICO DE CANNABIS A SANTA FE.