Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135648
Mujer de PerugorrÍa murió desangrada por aborto

Fiscalía aguarda resultado de autopsia

Fiscal de Curuzú Cuatiá, Alejandra Talamona, dijo que “es clave la definición del procedimiento forense para determinar si hubo delito”.

perugorria entrada.jpg

Tras el triste desenlace de la joven de Perugorría, que murió desangrada la semana pasada en el hospital de Goya, luego de un aborto en curso, y que conmocionó a toda la ciudadanía, avanzan las investigaciones judiciales para determinar si el aborto fue espontáneo o inducido. Ya que en un primer momento, la directora del hospital de Perugorría, Paola Rodríguez, quien fue la primera que la examinó a Andrea Lencina (27 años), señaló a NORTE de Corrientes que “no había indicios de que haya sido un aborto provocado, más bien parecía espontaneo”. En este contexto, el hecho se judicializó para determinar las causas de la muerte y la fiscal de Curuzú Cuatiá, Alejandra Talamona, señaló que continúa la investigación del caso que ahora están en la etapa de recolección de pruebas y que aguardan los resultados de la autopsia que determinarán si el aborto fue voluntario o inducido y afirmó que hasta el momento “no hay imputados” y que “tampoco tengo calificación legal para el hecho”. Al tiempo que resaltó: “El resultado de la autopsia es clave para determinar si existió delito. Recién estamos comenzando a recolectar pruebas, testimoniales, pedido de informes y allanamientos”, detalló la fiscal a NORTE de Corrientes. En tanto, que afirmó que “la autopsia es clave, es primordial contar con ese elemento para las imputaciones” y agregó que “dependemos de los informes médicos forenses”. Por otra parte, dijo que en los allanamientos se secuestró evidencia “pero hasta que no tengamos certeza de que estamos ante un delito, veremos si sirven como elementos de prueba”. Finalmente, Talamona ratificó que “no hay imputados”, y que “continúa el secretos de sumario, no sabemos si existió delito”. Cabe recordar que hace una semana se conoció el caso de la joven de 27 años, oriunda de Perugorría, que tras una hemorragia de siete días, por un aborto en curso, falleció luego de una cirugía en el hospital zonal de Goya, luego de extirparle el útero, así comentó en su momento el director del nosocomio, Raúl Martínez a este diario. Ya que primero la joven fue atendida en el hospital de Perugorría, pero ante la gravedad del cuadro, la directora del centro de salud ordenó su derivación a Goya. s