Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135651
Uso de sustancias psicoactivas

El 17,4 por ciento de los correntinos reconoce haber consumido marihuana

Entre los estupefacientes se encuentra también la cocaína y los tranquilizantes. La provincia se ubica por debajo del promedio nacional.

COR100718-010F01.JPG

En Corrientes el 4 por ciento de la población admitió haber consumido marihuana, de acuerdo a un informe de la Asociación Antidrogas de Argentina (AAA). Del mismo se desprende que el 0,8% reconoció haber consumido cocaína, en tanto que el 2,6% hizo uso de los tranquilizantes. En Corrientes, tanto en relación con el consumo de marihuana como con el de cocaína, las prevalencias de vida son significativamente inferiores que la medida nacional (17,4% para el caso de la marihuana, y 5,3% para el de la cocaína). El consumo, alguna vez en la vida, de psicofármacos (tranquilizantes, estimulantes, analgésicos opiáceos, adelgazantes, y esteroides anabolizantes) sin prescripción médica presenta distintos valores de prevalencias, de acuerdo a la sustancia: mientras que los tranquilizantes señalan los valores más altos (2,6%), y ubican a dicha sustancia como la cuarta respecto del consumo alguna vez en la vida en la provincia, los analgésicos opiáceos y los adelgazantes se ubican en un segundo lugar con el 1,8% y el 1,1%, respectivamente, según publicó Momarandú. Los varones tienen una tasa más elevada de consumo de alguna vez en la vida en la mayoría de las sustancias. Esta relación se presenta con más fuerza en las tasas de consumo de marihuana (8,5% de varones, frente al 0,3% de mujeres), de tabaco (43,3% de varones, frente al 26,8% de mujeres), y, finalmente, de alguna droga ilícita (8,9% de varones, frente al 0,6% de mujeres). Dicho patrón, se mantiene similar respecto al nacional. También desde la Sedronar se advirtió tras la difusión del último informe difundido el año pasado que el consumo se volvió sistemático en el país, especialmente en los jóvenes. Según el informe del organismo oficial, en los últimos siete años se duplicó el consumo de sustancias ilegales. El incremento en el uso de marihuana va de la mano con la creciente percepción de que esa actividad no implica ningún riesgo para los consumidores: en comparación a 2010, cuando el 11,4% de los adolescentes creía que fumar Cannabis sativa era inocuo, hoy lo asegura el 21,3%. En la población general, ese número pasó del 13,6% al 21,7 por ciento. Por otra parte, pese a la creencia popular, la dependencia del consumo de esa droga es considerablemente alta. De acuerdo a la Sedronar, 18 de cada 100 personas que hicieron uso recreativo de la marihuana en el último año manifestaron signos de dependencia. s