Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135682
Lesiones gravÍsimas de una alumna

Dejan firme el procesamiento de dueñas de escuela de baile

La deportista Florencia González Cabañas sufrió un daño en la columna vertebral, producto de una caída en una clase de acrobacia en tela.

873843.jpg_gde.jpg

El procesamiento de dos propietarias de un gimnasio por las lesiones gravísimas que sufrió una alumna del lugar, fue confirmado por la Justicia correntina, informaron ayer fuentes judiciales. Se trata del caso de la deportista correntina Florencia González Cabañas, actualmente integrante de la Selección Nacional de básquet adaptado. La joven estaba realizando acrobacia en tela en las instalaciones de un instituto privado cuando sufrió daños en la columna vertebral, producto de una caída en una clase de acrobacia en tela. El Superior Tribunal de Justicia de Corrientes (STJ) resolvió hacer lugar al recurso de casación interpuesto por la Fiscalía de Instrucción Nº 3, y casó la resolución de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal, dejando firme el procesamiento dictado por el Juzgado de Instrucción Nº 6. Esta dependencia, en la causa principal, había procesado a Marta Moncada y Paola Troiano Landivar, propietarias del gimnasio, por el delito de lesiones gravísimas culposas. En la web del Poder Judicial de Corrientes juscorrientes.gov.ar se explicó: “En el presente incidente, la Fiscalía se opuso a la decisión -dictada en mayoría- por la mencionada Cámara, mediante la cual se hizo lugar al recurso de Apelación presentado por la defensa oficial de Moncada y Troiano Landivar. Por ende, se revocó el Procesamiento dictado por el Juzgado de Instrucción”. El cuestionamiento (siem- pre, según la explicación que se dio en la web del Poder Judicial) de la Fiscalía radicaba en que -a su entender y dado el grado de probabilidad que es propio del auto de procesamiento- consideraba que en la causa existían suficientes probanzas como para vincular a las imputadas. Y criticó que no se hubiera considerado que correspondía a las socias y explotadoras de la actividad “acrobacia en tela”, el deber de proveer las medidas de seguridad adecuadas, y asumir su “posición de garantes” de la realización “segura” o al menos dentro de los parámetros de los “riesgos normales o habituales de la actividad”. Añadió que “no existía causa que justificara el desempeño negligente de las imputadas”. Para el abogado de las propietarias, el accionar de sus defendidas no encuadraba en ninguna figura penal, y que tal situación correspondía a lo que en doctrina se denominaba “competencia de la víctima” o “el actuar a propio riesgo”. El STJ entendió que en la decisión de la Cámara se apreciaba que el fundamento sobre la responsabilidad delictiva que le cabía al “garante” excluía a las imputadas de tal posición de “garantes”, desplazando la responsabilidad hacia una tercera persona, la instructora de gimnasia en cuestión. En definitiva, consideraron que la resolución adoptada resultaba insuficiente. Se dispuso además el reenvío de la causa directamente al tribunal de origen.s