Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/135684
Registran incrementos cada semana

Los medicamentos acumulan un 18% de aumento y siguen en alza

La demanda de antigripales y antibióticos es lo que más creció en los últimos tiempos, pero también remarcaron los precios.

El año 2017 cerró con un incremento en el precio de los medicamentos que rondó el 36 por ciento, y en lo que va de este año los aumentos acumulados suman un 18 por ciento. Así lo confirmó la titular del Colegio de Farmacéuticos de Corrientes, Desireé Lancelle, quien resaltó además que como consecuencia de los movimientos inflacionarios y la cotización del dólar, cada semana las farmacias locales reciben nuevos tarifarios con los valores de los medicamentos. La cuestión radica en que los medicamentos de patologías más complicadas son los que más aumentos registraron en sus valores promedio; pero también hubo remarcaciones en la línea de remedios de Venta Libre “y ni hablar de los crónicos, como para los pacientes que tienen patologías como diabetes, hipertensión o colesterol, aunque la verdad todos los medicamentos tuvieron en las últimas semanas incrementos en forma constante”, dijo Lancelle. Considerando que con las bajas temperaturas se incrementaron los resfríos y las gripes, con cuadros mucho más complicados, también aumentó la demanda de antigripales y de antibióticos, un clásico para esta época del año, por lo que se trata de clientes que están dispuestos a pagar el precio con aumento porque los necesitan. En promedio, un antibiótico clásico ronda los 100 pesos, y de allí aumenta y cuestan más caros los que tienen mayor cantidad de miligramos. En tanto los antitusivos y expectorantes arrancan en un promedio de 190 pesos. De acuerdo con un informe elaborado por la Universidad Nacional de Avellaneda, que relevó el aumento acumulado en el precio de 120 drogas de consumo masivo, en función del valor de venta al consumidor final, en general se registró un aumento del 129,5% en los últimos dos años y medio, muy por encima de los aumentos aplicados al salario mínimo vital y móvil, a los jubilados y los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, cuyos montos crecieron un 70%, 89% y 94%, respectivamente.s